Capital de Vida para lo social y lo familiar

     Andrés es hoy un joven barbero reconocido en el barrio La Chinita por su dedicación, su disciplina y su esfuerzo, un joven que hace un año tuvo la oportunidad de ser capacitado en valores, en emprendimiento, y  en liderazgo por el programa QuillaJoven del Distrito de Barranquilla, al que él, sin dudarlo, presentó un día su idea de negocio, esa idea que es hoy su mejor y más grande sueño cumplido.

     “En la capital de vida buscamos ofrecer más oportunidades para esta población, a la juventud de Barranquilla no la frena nadie”, afirmó el secretario de Gestión Social, Santiago Vásquez, en el lanzamiento de una nueva versión de Quillajoven, un programa que beneficia directamente a 500 jóvenes e indirectamente a 5.000 muchachos de nuestra ciudad.

     Quillajoven es un espacio donde los jóvenes conocen y reconocen cómo pueden construir ciudad invitándolos a ser agentes de cambio. Es el proyecto de juventud del Distrito, adscrito a la Secretaría de Gestión Social, para jóvenes con edades entre 14 y 28 años.

     Este programa está enmarcado en la política pública de juventud distrital, que busca generar empoderamiento juvenil a través de espacios de expresión, capacitación, recreación y generación de ingresos.

    La presentación oficial de este programa convocó a 45 organizaciones inscritas en la Plataforma Distrital de Juventudes y fue el inicio oficial del mes de la juventud que, entre muchos eventos, contará con el desarrollo de foros que tendrán por objetivo hacer de los jóvenes agentes de cambio en la ciudad a través del desarrollo sostenible.

     “Trabajamos por la sana convivencia, por romper las fronteras invisibles, por la unidad, la paz y la reconciliación en todos los barrios de la ciudad”, sostuvo el secretario de Gestión Social.

     El funcionario indicó que, para que se lleve a cabo este objetivo, los jóvenes de 10 colegios del Distrito, en el marco del mes de la juventud, desde la iniciativa ‘Métete en el cuento de la sana convivencia’, realizarán diversas actividades referenciadas en los valores, generando espacios reflexivos que promuevan prácticas no violentas.

Todas las mujeres seleccionadas en ‘Cocina como vínculo incluyente y generador de medios de vida en el desarrollo integral de la mujer y género en el Distrito’ cuentan con negocios o actividades productivas de alimentos y a ellas se les fortalecerá con una formación complementaria.

Katia Nule da inicio al proyecto 'Cocina como vínculo incluyente'

     Con el fin de apoyar el fortalecimiento de las unidades productivas y mejorar la calidad de sus productos y servicios, la Alcaldía de Barranquilla, en el marco del eje estratégico de Autonomía Económica, emprendimiento e inclusión laboral, de la Oficina de la Mujer, Equidad y Género, realizará el proyecto ‘Cocina como vínculo incluyente y generador de medios de vida en el desarrollo integral de la mujer y género en el Distrito’.

     La primera dama del Distrito, Katia Nule, realizó la presentación oficial de este proyecto que beneficia a 120 mujeres cuyo sustento económico derive de la producción y venta de alimentos.

     Conscientes de que la cocina desarrolla la creatividad, la unión familiar, al igual que es fuente de inspiración para crear especialidades que unen a la familia y a la sociedad, este proyecto reforzará sus sueños como agentes de cambio en sus familias y modelo a seguir de sus hijos y, especialmente, fortalecer los negocios de alimentos liderados por las mujeres. Es la cocina ese espacio familiar y participativo que se expresa como un vínculo que congrega, en donde el alimento simboliza unidad, comunión familiar, social y comunitaria.

     “Me siento muy contenta de ver cómo cada día nuestras mujeres se están preparando, se están empoderando mediante la formación en diferentes áreas. Estamos convencidos de que una sociedad en la que la mujer participe de manera activa a través de sus habilidades y talentos es una sociedad que avanza hacia la construcción de nuevos ciudadanos”, expresó Katia Nule.

     Todas las mujeres seleccionadas cuentan con negocios o actividades productivas de alimentos, a las cuales se les fortalecerá con una formación complementaria en emprendimiento empresarial, con énfasis en el manejo administrativo y contable, y mercadeo, entre otros. La formación se basará, además, en el mejor uso de los alimentos, su preparación,  en cómo variar un plato con los productos usados diariamente marcando diferencia y en el aprovechamiento de los alimentos en cosecha.

     En el área psicosocial se reforzarán habilidades sociales, autoestima, proyecto de vida, manejo de las emociones, desarrollo de talentos y fundamentar que la cocina desarrolla la creatividad en unión familiar y el liderazgo de la mujer.

     “La mujer es el eje del hogar, es el eje de la familia y sé que con este proyecto vamos a afianzar aún más esos lazos que nos hacen tan cercanos “, agregó Katia Nule.

     El proyecto busca favorecer la recuperación de los medios de vida familiares y el empoderamiento de la mujer y de la población de género a nivel económico y social, desde prácticas culinarias; promover nuevos roles de género, a partir del fortalecimiento de la corresponsabilidad entre las familias, sus miembros, su comunidad y el desarrollo individual y colectivo de quienes la integran, todo ello a través de procesos de interacción formativa y respetuosa; estimular conciencias reflexivas de reconocimiento familiar, identificando comportamientos, saberes y dinámicas valiosas para ser replicadas entre sus miembros, que conduzcan al fortalecimiento de lazos de confianza y afecto, basados en la equidad y el respeto por la diferencia.

     El programa cuenta, además, con un énfasis en integridad alimentaria, cuyo objetivo se centra en la cocina como el núcleo operativo y articulador de la comunidad. Se desarrolla a través de la inmersión en la convivencia comunal, conociendo y acompañando a cada individuo desde sus responsabilidades.

Nuevo Centro de Vida en barrio Carlos Meisel

     Con mucha alegría, los abuelitos del barrio Carlos Meisel recibieron la apertura  de su tan anhelado Centro de Vida. La primera dama del Distrito, Katia Nule, en compañía del secretario de Gestión Social, Santiago Vásquez, fue la encargada de entregar al servicio este nuevo espacio que brindará atención integral a más de 80 adultos mayores de ese sector de la localidad suroccidente.

     Con este ya son 23 los centros habilitados por parte de la Alcaldía de Barranquilla,  posibilitando la participación, inclusión y mejoramiento de la calidad de vida del adulto mayor en los diferentes contextos sociales, preparándolos para enfrentar los cambios psicológicos, fisiológicos y socioculturales que les permitan sentirse útiles y valorarse en la vida social y familiar.

     Con esta muy buena noticia la Secretaría de Gestión Social inició la celebración del mes del adulto mayor, que incluye actividades recreativas y culturales para más de 7.000 abuelitos de la ciudad.

     “Este es un mes muy especial para ellos y queremos darles la mejor atención trabajando de la mano con sus familias. Hoy les estamos entregando un Centro de Vida a nuestros adultos mayores del barrio Carlos Meisel, el cual cuenta con espacios muy cómodos para ellos, un lugar donde puedan llegar y sentirse a gusto”, expresó la primera dama Katia Nule.

     “A estos abuelitos que tanto nos han dado tenemos que brindarles muchísimo amor, atención y cuidados”, agregó la primera dama.

     Los centros de vida para el adulto mayor hacen parte de un proyecto que genera bienestar a esta población del Barranquilla, mediante actividades integradoras en salud, alimentación, recreación y emprendimiento, que garanticen el envejecimiento  activo y protección de los derechos del adulto mayor. La estrategia se desarrolla a través de dos modalidades: centros de vida fijos y centros de vida móviles, a través de los cuales se atienden 7.000 abuelitos.

     “Para este mes tendremos también la apertura de 30 centros de vida en modalidad móviles,  con el fin de poder llegar a más de 1.500 adultos mayores. Nuestros abuelos de los centros de vida tendrán la oportunidad de realizar salidas de campo al Parque Cultural del Caribe, los llevaremos en chiva turística a recorrer los lugares de nuestra vieja Barranquilla, la plaza de San Nicolás, la Casa del Libro, la Aduana y, por supuesto, al Gran Malecón, conociendo así la nueva cara de la ciudad hacia el río”, manifestó el secretario de Gestión Social, Santiago Vásquez.

     “El sueño de gran parte de la población que atendemos es ir al mar, los estaremos llevando para que tengan ese reencuentro con el Caribe; experiencia que permitirá explorar desde la cultura y alegría del Caribe hasta deleitarse con la brisa del mar como un anhelo de volver a caminar sobre la arena de la playa y bañarse”, agregó el funcionario.

     La directora distrital de Primera Infancia, Patricia Vargas, invitada al evento,  aplaudió la apertura de este tipo de espacios enfocados a compartir experiencias desde la lactancia materna a las madres lactantes del Distrito.

     En su participación en el  evento, la directora del programa distrital invitó a las madres presentes a valorar la lactancia materna y a amamantar a sus hijos hasta los seis meses de edad, recordando el compromiso que tiene la Alcaldía Distrital de Barranquilla con esta población.

     “En Barranquilla estamos comprometidos con las adecuadas prácticas de la lactancia materna que deben realizar las madres; para ello, se certificaron 25 consejeras y 25 promotoras residentes en diferentes barrios de la ciudad, las cuales serán las encargadas de atender las necesidades o inquietudes de estas mujeres y de sensibilizarlas acerca de estos temas”, manifestó, refiriéndose al más reciente programa ‘Amamantar es tu poder”, que ha logrado beneficiar a 700 madres.