Paso firme y propuestas por aval popular: ’Juntos llegamos’

Carlos Caicedo interviene en el certamen, mientras Antonio Navarro Wolff y el periodista y columnista barranquillero Horacio Brieva escuchan con atención.

Caicedo Omar propone una reforma sustancial al programa y no duda en creer que “todos los jóvenes colombianos son pilos...”

Por Redacción Caribe

     Sobre una convicción insoslayable —dos Colombias, la pobre y la de las élites tradicionales y hasta corruptas, no tienen por qué seguir siendo—, el precandidato Caribe a la presidencia de Colombia Carlos Caicedo Omar les ganó por W.O. a dos de sus homólogos en el marco del ‘Gran Foro Caribe-Juntos llegamos’, el cual se cumplió este viernes 28 de julio en el hotel Hilton Blue Gardens de Barranquilla.

     Dos de los aspirantes en la contienda presidencial, supuestamente ‘pesos pesados’, la senadora Claudia López y su colega Jorge Robledo, no asistieron —muy a pesar de que su concurrencia al certamen se daba por descontada—, pero sí estuvieron Antonio Navarro Wolff y Nicanor Flórez, afines con el ideario del aspirante cataqueño.

     Inculcándoles cada vez más a seguidores e interesados en conocer sus propuestas que a él —como a la inmensa mayoría de colombianos— le ha tocado partirse el lomo para situarse hoy entre las opciones a dirigir los destinos de la Nación, Caicedo Omar ha recibido un contundente respaldo de colombianos más allá de sus conterráneos Caribe, tras reiterar en el certamen sus ideales encaminados hacia un país descentralizado y con una educación superior como derecho fundamental para todos.

     En el desarrollo de lo que fue el primer debate camino a la jefatura de Estado, el exalcalde de Santa Marta y líder del movimiento Fuerza Ciudadana —insistente en su deseo de llegar a trabajar para modificar las condiciones de inequidad, de desigualdad, de asimetría que existen en todo el país—, precisó que “en nuestra presidencia convertiremos la educación superior en un derecho fundamental, gracias al cual todos los que estudian en el sistema público encuentren automáticamente, mediante un examen nacional, un cupo en una universidad pública gratuita y no de la manera tramposa como ahora están financiando la educación superior, entregándole dinero a universidades privadas a través del programa ‘Ser Pilo Paga’”.

     En aras de garantizar la universidad pública para todos, propone una reforma sustancial al programa ‘Ser Pilo Paga’ y no duda en reconocer que “todos los jóvenes colombianos son pilos y tienen derecho a tener un cupo e ingreso a una universidad”.

     Tras haber enderezado el rumbo de la Universidad del Magdalena desde su condición de rector —y por lo cual se le reconoce como el gran transformador de la educación en la región Caribe—, Caicedo Omar tiene clara la manera como había de financiarse la educación pública en Colombia a partir de su mandato: “La tributación progresiva: los que más tienen, que más paguen; capitales de más de 4.500 millones de pesos en Colombia y de patrimonio anual tienen que pagar, no más evasión, allí está la fuente de financiación de la universidad pública”.

     Se plantea como propósito de su gobierno el logro de una real descentralización con plena autonomía de las regiones. “Regionalizar supone estudiar cuidadosamente cuántas universidades públicas nuevas hay que crear, un sistema con cobertura, con calidad, donde los estudiantes permanezcan en

Propuesta Caribe: un sistema universitario con cobertura, con calidad, que los estudiantes permanezcan en él, con alimentación y transporte...

él, con alimentación y transporte. No es justo que los recursos de las regiones se repartan desde un poder central”, apuntó.

     El precandidato por Fuerza Ciudadana tampoco escatimó detalles a la hora de señalar el legado de las élites o clases

políticas tradicionales, reflejado en el sistema nacional de salud y la carencia de empleo.

     “En Colombia se está destinando el 10% del presupuesto en un sistema de salud que no funciona.  Por lo que vamos a acabar con ese sistema pernicioso y corruptivo que les brindan a los colombianos”, dijo.

     Con respecto al tema laboral, Caicedo Omar planteó que es necesario aprovechar la terminación del conflicto armado para generar más empleos apoyados en la tecnología y la innovación. Y, de acuerdo con su visión de país productivo y generador de fuentes de empleo, el turismo y el campo, mediante una reforma agrarias, surgen como las mejores opciones.

     Carlos Caicedo continuará su recorrido por todo el territorio nacional con el fin de seguir ganando el apoyo de 2 millones de ciudadanos, pese a solo necesitar 380 mil firmas que avalen su candidatura a la Presidencia.

     De un amplio diálogo que Carlos Eduardo Caicedo Omar sostuvo con el periodista de El Espectador Hugo García Segura, se reproducen cuatro preguntas y respuestas por lo sustanciosas que han de resultar para quienes, desde el Caribe, sienten la urgente necesidad de llevar a un hombre Caribe al Palacio de Nariño para que gobierne hacia las regiones, en un país de regiones.

     Hugo García Segura: ¿Por qué meterse en ese berenjenal de la disputa presidencial?

     Carlos Eduardo Caicedo Omar: Porque tenemos dos Colombias: una pobre, que es la de las regiones y que necesita tener voces que la representen, y la que ha sido gobernada, saqueada e inmoralmente administrada por las élites. Yo vengo de esos sectores a los que les ha tocado partirse el lomo para salir adelante y queremos trabajar por modificar esas condiciones de inequidad, de desigualdad, de asimetría que existen en todo el país.

     H.G.S.: En un país de maquinarias políticas y de voto amarrado, ¿cómo hacer que la gente se sume a su causa?

     C.E.C.O.: Haciendo lo que siempre hemos hecho: hablando con ella. Así lo hicimos para poder hacer transformaciones en la universidad y en la Alcaldía, después de estar cinco años injustamente privados de la libertad por enfrentar a los parapolíticos. Probamos nuestra inocencia y salimos a hablar con la ciudadanía, sin tener de nuestro lado a un solo dirigente de junta de acción comunal, ni ediles, ni concejales, ni diputados, ni congresistas, ni maquinaria, ni recursos. La gente se conectó con nuestra propuesta, gobernamos enfrentando a las élites y lo hicimos con éxito, hasta el punto de que ello permitió continuidad, pues el actual alcalde de Santa Marta pertenece a nuestra corriente. Estamos recorriendo los pueblos del Caribe y el país y ahí lo que encontramos es pobreza, pero también sed de justicia social.

     H.G.S.: Claro que una cosa es ganar una alcaldía y otra la Presidencia…

     Por eso hablo de hacer una revolución ciudadana, pacífica y democrática. Hay que levantar a la gente, que está cansada. Una revolución de las mayorías contra la inmoralidad, el desgobierno, el saqueo de las élites. Estamos recogiendo firmas no solo para validar nuestra candidatura, sino también para decir que sí hay opción, pero para eso toca desprenderse de las ataduras de los políticos de siempre, que son los que roban y dilapidan. La indignación hay que convertirla en un cambio positivo para el país.

     H.G.S.: ¿Usted les cree a las encuestas? Porque por ahora no aparece en ellas…

     C.E.C.O.: Muchas encuestas son pagadas y manipuladas y en muchas solo incluyen algunos nombres y la gente se pronuncia solo por esos nombres. También se hacen en pocas ciudades. Nosotros, como digo, queremos representar a esa Colombia que precisamente nunca es tenida en cuenta, que está cansada del abandono y el olvido. La meta es recoger dos millones de firmas y confiamos que en ese proceso emerja nuestro nombre en las encuestas.

Tres postulados a la presidencia: Carlos Caicedo, Antonio Navarro Wolff y Nicanor Flórez, en el ‘Gran Foro Caribe-Juntos llegamos’. Una condición que es corroborada por esas manos tomadas y arriba.