Cosas a saber con motivo de la visita papal

Nota del director: Desde la actualización 109 y hasta después de la visita papal, El Muelle Caribe da y dará cabida a esta columna de la autoría del apreciado colega Guillermo Romero Salamanca. A no dudarlo, está repleta de datos que, necesariamente, debemos saber.

EL ÁNGELUS DEL PAPA FRANCISCO

     Cada domingo, al mediodía, el Papa reza el Ángelus desde el balcón de sus oficinas en el Vaticano –o en la ciudad donde se encuentre-- para saludar a la Virgen María y recordarle la anunciación del ángel san Gabriel y el misterio de la Encarnación del Verbo

     Luego realiza un saludo a los asistentes y pronuncia un corto discurso que es seguido por millones de personas en el mundo entero a través de la radio, la televisión y las redes sociales. Al final pide siempre que recen por él y cierra con un deseo: “¡que tengan una buena cena!”

     Durante su visita en Colombia lo rezará el 10 de septiembre en Cartagena, en el atrio del Santuario de San Pedro Claver, el esclavo de los esclavos.

INDULGENCIAS POR EL ÁNGELUS

     Se estima que esta oración apareció hacia el siglo XII y se hacía en la tarde. Luego se rezó en la mañana y posteriormente al toque de las campanas del mediodía.

     En 1560 apareció impreso por primera vez en un catecismo de Venecia, Italia y el Papa Paulo III concedía una indulgencia por su rezo.

     En 1724 Benedicto XIII concedió 100 días de indulgencia por cada vez que se rezara y una plenaria al mes al que lo hiciera diariamente de rodillas a las 6 de la mañana, al medio día y a las 6 de la tarde.

     En 1742, Benedicto XIV manifestó que durante el tiempo pascual, se sustituyera por la antífona  Regina Caeli.

     Pio VII en 1815 añadió al Ángelus tres “glorias al Padre” en acciones de gracias.

JUAN XXII FUE EL INICIADOR DE ESTA COSTUMBRE

     El 11 de febrero de 1959 san Juan XXIII–conocido, entre otras cosas, por convocar el Concilio Vaticano II--, rezó el Ángelus desde el balcón del Vaticano y habló del centenario de la primera aparición de la virgen de Lourdes.

     “El comienzo de la Cuaresma coincidió con las apariciones en Lourdes porque la idea de penitencia se encuentra en el núcleo del discurso de la Virgen. En su octava aparición, que tuvo lugar el 27 de febrero, repitió en tres ocasiones, con los ojos empañados de lágrimas: “Penitencia, penitencia, penitencia…Rogad a Dios en la tierra por los pecadores”, dijo en esa oportunidad Juan XXIII.

     Aprovechó la oportunidad también para recordar la fecha del aniversario de los Pactos de Letrán, que reconocieron al Vaticano como un Estado independiente.

     Durante su papado rezó en algunas ocasiones el Ángelus.

UNA TRADICIÓN

     Pablo VI, quien fuera el primer Papa que visitara a Colombia, convirtió al rezo del Ángelus en una tradición.

     Después de su rezo, los pontífices ofrecen una pequeñísima homilía y entregan saludos a los visitantes, mensajes por algunas catástrofes y dan bendiciones por variados hechos.

     San Juan Pablo II rezó esta oración, no sólo en el Vaticano, sino en las Jornadas Mundiales de la Juventud, Encuentros de Familia y en sus visitas pastorales a diferentes países.

EL PRIMER ÁNGELUS DE FRANCISCO

     El 17 de marzo del 2013, el Papa Francisco rezó su primer  Ángelus desde el balcón del Vaticano.

     “Recuerdo –dijo en esa oportunidad-- que en 1992, apenas siendo Obispo, llegó a Buenos Aires la Virgen de Fátima y se celebró una gran Misa por los enfermos. Fui a confesar durante esa Misa. Y, casi al final de la Misa, me levanté, porque debía ir a confirmar. Se acercó entonces una señora anciana, humilde, muy humilde, de más de ochenta años. La miré y le dije: “Abuela —porque así llamamos nosotros a las personas ancianas—: Abuela ¿desea confesarse?” Sí, me dijo. “Pero si usted no tiene pecados…” Y ella me respondió: “Todos tenemos pecados”. Pero, quizás el Señor no la perdona... “El Señor perdona todo”, me dijo segura. Pero, ¿cómo lo sabe usted, señora? “Si el Señor no perdonara todo, el mundo no existiría”. Tuve ganas de preguntarle: Dígame, señora, ¿ha estudiado usted en la Gregoriana? Porque ésa es la sabiduría que concede el Espíritu Santo: la sabiduría interior hacia la misericordia de Dios.

     Y finalizó diciendo: No olvidéis esto: el Señor nunca se cansa de perdonar. Somos nosotros los que nos cansamos de pedir perdón. Feliz domingo y buen almuerzo.

PRESENTACIÓN OFICIAL DE LA VISITA PAPAL

     Este lunes 28 de agosto, en la Plaza de Armas del Palacio de Nariño, a las diez de la mañana, el presidente Juan Manuel Santos hará la presentaión oficial de la visita apostólica del Papa Francisco a Colombia.

     En la ceremonia estarán también el vicepresidente Óscar Naranjo y representantes de la Iglesia católica, alcaldes de las ciudades que visitará el Papa y los medios de comunicación.

     El 2 de abril del 2015 se solicitó la visita del Pontífice al país, gracias a una invitación hecha por los arzobispos del país, el presidente de la República y el Consejo Episcopal Latinoamericano, Celam.

     El 10 de marzo del 2017 el Nuncio Apostólico, monseñor Ettore Balestrero,

anunció que el Papa Francisco estaría en Colombia entre el 6 y el 10 de septiembre y visitaría a Bogotá, Villavicencio, Medellín y Cartagena.

     “El Papa quiere venir al encuentro de los colombianos, viene por quienes están en las ciudades y por los que viven en el campo y tienen una cultura y unas necesidades diferentes; por los ricos y por los pobres; por los jóvenes y por los ancianos”, dijo monseñor Balestrero.

PREPARACIÓN DESDE ESE MOMENTO

     La dirección ejecutiva de la visita le fue encomendada a Monseñor Fabio Suescún, quien ya había estado en la organización del paso de Juan Pablo II por Colombia.

     Miles de personas comenzaron a trabajar en este gigantesco proyecto que planea reunir a unos 11 millones de feligreses en forma directa y a más de 140 millones a través de la televisión.

     “Es una vitrina para dar a conocer a Colombia, sus noticias positivas y sus perspectivas hacia el futuro”, manifestó María Paula Cortés, presidente de la Asociación de Agencias de viajes en el país.

     Cada minuto, cada detalle se ha cuidado con esmero. No sólo en cuestiones físicas sino también espirituales. Arreglos de sedes, parques, calles, casas, catedrales sino también en la reconciliación personal y en la oración permanente con vigilias y el rezo de rosarios.

     Esta será la tercera vez que un Papa visite a Colombia. La primera ocurrió el 22 de agosto de 1968 cuando vino Paulo VI, la segunda el 1 de julio de 1986 cuando estuvo san Juan Pablo II.

PRESENTACIÓN DEL PAPAMÓVIL

     El Papamóvil se usó por primera vez en 1930 y desde el momento ha sido variado, dependiendo del país que visite, el año y el riesgo para la seguridad. Se han adaptado desde carros de golf hasta camiones, desde cómodos Mercedes Benz hasta pesados vehículos.

     Por lo general se ensambla en cada país, se pinta de blanco y lleva las banderas y placas del Vaticano.

     En Colombia tendrá tres camionetas Traverse, modelo 2018 y que después serán donadas a la curia. Se podrán utilizar en viajes posteriores a Perú y Chile. Son vehículos con motor de 3.600 centímetros cúbicos, transmisión automática para llevar un mejor control en los recorridos que irán a unos 20 kilómetros por hora. Silletería en cuero y tapetes rojos.

     Este lunes, en el palacio de Nariño, los periodistas estarán cerca a este vehículo.

     El mismo Pontífice solicitó que no se blindara el carro y tal como lo manifestó en una entrevista el 14 de junio del 2014, al diario La Vanguardia, consideró: “Es cierto que cualquier cosa puede pasar, pero seamos sinceros, a mi edad no tengo mucho que perder”.

      Luego agregó: “Sé que me podría pasar algo, pero estoy en manos de Dios”.

INSTALAN LA CRUZ DEL PAPA FRANCISCO

     Mide 10 metros de alto y cinco de ancho, pesa unos 2.200 kilos y la levantaron detrás del altar que tendrá la santa Misa que oficiará el Papa Francisco el próximo 7 de septiembre en el Parque Simón Bolívar de Bogotá.

     La definen como “un elemento simple conformado por cuatro vigas adosadas y traslapadas entre sí, generando los nichos litúrgicos como elementos filosóficos de la composición”.

     Es resumen: se trata de una enorme cruz gris plata mate, diseñada por los artistas plásticos bogotanos Mónica y Sebastián y conlleva una significación muy especial. Los espacios verticales que lleva representan cada uno al Padre, al Hijo y al Espíritu Santo y los horizontales, la reconciliación, la paz y la tolerancia.

     Estará localizada detrás del presbiterio, donde se montará la sacristía, un cuarto privado para el Papa y un salón. Además del altar, el lugar tiene una zona para los obispos en un costado y en el otro, la Orquesta Filarmónica de Bogotá. Justo al frente, estarán localizadas las cámaras de televisión que emitirán su señal para unos 150 millones de personas de 192 países.

UN TRABAJO DE DOCENAS DE PERSONAS

     Para los conductores de la noche fría capitalina resultó extraño ver el desfile que se inició en un taller de Funsa, de una tracto-mula que recorrió vías importantes como la Calle 13, la Avenida Boyacá, la Calle 26 y la 68 escoltada con vehículos y policía motorizada. Paró frente al Parque Simón Bolívar y cuando quiso entrar, no pudo: la puerta no permitía su ingreso, sin embargo, el conductor era bien experimentado y tras varias maniobras de unos diez minutos, prosiguió su marcha. Los policías aplaudieron la odisea.

     Más de un mes duró la construcción de esta Cruz, solicitada expresamente por la Arquidiócesis de Bogotá y que significará lo que este viaje pastoral quiere enviar de mensaje: el perdón, la reconciliación y la paz, con el mensaje de Dios.

     Además de los soldadores de esta Cruz de acero al carbón, se unieron transportadores y personas de grúas para levantarla. La Policía Nacional realizó un trabajo ejemplar, no sólo para colaborar con la escolta y apertura de vías, sino para alegrar la noche del 24 de agosto con sus entusiasmos para quienes estaban en la labor. Al día siguiente, hacia el mediodía, quedó instalada.

UNA CRUZ CON MUCHA ORACIÓN

     Miles de personas del exterior y sobre todo de Colombia, durante décadas oraron por llegar al final de un conflicto interno.  

     “Les pido una oración especial por esa tierra maravillosa para que, con la colaboración de todos, se pueda llegar finalmente a la paz, tan deseada y necesaria para una digna convivencia humana”, dijo el Papa, cuando estuvo en Suecia el 31 de octubre del 2016 y se unió a ese clamor nacional

EL PAPA SIEMPRE HABLA DE LA CRUZ

     Uno de sus temas más especiales es sobre la Cruz. El 28 de septiembre del 2016 sobre la crucifixión de Jesús y la salvación que ha donado a todos los hombres con su muerte y resurrección.

     “Para quien esta inmovilizado en una cama de un hospital, para quien vive cerrado en una prisión, para cuantos están atrapados por las guerras, yo digo: miren el Crucifijo; Dios está con nosotros, permanece con ustedes en la cruz y a todos se ofrece como Salvador. Él nos acompaña, a todos nosotros, a ustedes que sufren tanto,

crucificado por ustedes, por nosotros, por todos. Dejen que la fuerza del Evangelio penetre en sus corazones y los consuele, les de esperanza y la íntima certeza que ninguno es excluido de su perdón. Pero ustedes pueden preguntarme: “Pero Padre, ¿Quién que ha hecho las cosas más malas en la vida, tiene la posibilidad de ser perdonado?” “¡Sí! Si: ninguno está excluido del perdón de Dios. Solamente quien se acerca a Jesús, arrepentido y con las aganas de ser abrazado”, dijo ese miércoles.

     Colombia espera ansiosamente sus predicaciones en esta visita a Colombia. Desea conocer su pensamiento sobre este momento histórico para el país y esta Cruz es el inicio de esos mensajes.

DATOS DE ÚLTIMA HORA SOBRE LA VISITA

     *Las últimas palabras del nuevo beato colombiano Pedro María Ramírez las pronunció el sábado 10 de abril de 1948, hacia las 4 y 40 de la tarde en la esquina de la plaza de Armero: “!¡Padre, perdónalos!, ¡Todo por Cristo!”.

     *El batallón Guardia Presidencial ensaya al menos unas dos horas diarias, los himnos, temas y desfiles que acompañarán la presencia del Papa en la Plaza de Armas del Capitolio Nacional el 6 de septiembre.

     *En el Palacio de Armas estarán los ministros, congresistas y empresarios que serán invitados por el presidente Juan Manuel Santos.

     *Los empleados del Congreso, deseosos de ver la ceremonia oficial desde las ventanas del edificio, esperan una orden de seguridad, para poder asistir.

     *Unas mil 500 personas —amigos de la curia bogotana— ingresarán a la catedral Primada de Colombia para acompañar al Papa en su oración frente a la Virgen de Chiquinquirá.

     *El Papa firmará el libro de los visitantes ilustres de la catedral en un libro de cuero de ovejo y con la pluma con la cual Pio Nono firmó el dogma de la Inmaculada Concepción.

     *En su visita a la Casa Arzobispal, el Sumo Pontífice conocerá un gigantesco crucifijo hecho con marfil de una sola pieza.

     *El padre Harold Castilla Devoz, rector de la Universidad Minuto de Dios será el director de la transmisión que Uniminuto Radio realizará para Colombia y el exterior. Por lo menos unas 120 emisoras estarán enlazadas en la gigantesca emisión sobre la visita del Papa a Colombia.

     *Los precios de los transportes terrestres hacia Bogotá, Medellín, Cartagena y Villavicencio podrían subir con motivo de la visita Papal. Decenas de personas ya están adquiriendo sus tiquetes.

     *Unos 153 kilómetros recorrerá en helicóptero la imagen de la Virgen de Chiquinquirá que llegará el 1 de septiembre al aeropuerto Eldorado, hacia el mediodía. Será custodiada por dos dominicos.

     *El 28 de agosto se iniciará la novena de preparación por la llegada del Papa Francisco. Cientos de parroquias animan al rezo de esta oración en familia.

     *El papa Francisco no verá una curiosidad del reloj de la Catedral Primada de Colombia. El número 4 en romano está escrito con 4 palitos.

     *Uno de los propósitos de Monseñor Óscar Urbina Ortega es recuperar la devoción en los Llanos Orientales de la Virgen de Chirajara y para ello confeccionaron en Quito, Ecuador, una imagen que será bendecida por el Papa Francisco.

     *Villavicencio se lucirá con la presentación en la Eucaristía del 8 de septiembre con un coro compuesto por 300 voces entre niños, religiosos, campesinos, indígenas y jóvenes.

     *Un total de 107 seminaristas, cuatro diáconos transitorios y diez formadores del Seminario Conciliar tendrán la oportunidad de escuchar y ver muy cerca al Papa Francisco. Los visitará en su lugar de estudios.

     *Yago de la Cierva, el español que fundó el canal RomeReports, sostiene que el Papa habla para un mundo sordo y que sabe diferenciar a las personas en el mundo, según él hay cuatro: Gente con buena doctrina que vive bien, gente con buena doctrina que vive mal, gente con mala doctrina y vive bien y gente con mala doctrina y vive mal.

     *Otra de las apreciaciones del periodista es que el Papa Francisco no quiere ir a Europa. “Ha estado en Grecia en una isla visitando a refugiados, en Fátima y en Italia en algunas poblaciones, pero como jefe de Estado no ha visitado aún al Viejo Continente. Le llama poderosamente la atención América Latina y Asia”.

     *Hacemos votos por la pronta recuperación del periodista de Reporteros Asociados Rubén Darío Mejía, quien ha estado muy pendiente de la visita papal.

 “LA VISITA DEL PAPA NO ES UN ESPECTÁCULO”

     “La Visita Apostólica del Santo Padre no es un espectáculo sino un acontecimiento de salvación, que debe hacernos sentir la alegría del Evangelio y la fuerza del Espíritu para anunciar lo que Dios va haciendo entre nosotros. Por tanto, debemos conducir todo para que sea una nueva oportunidad de comprometernos a vivir como auténticos discípulos de Cristo y como mensajeros de la vida en plenitud que él nos trajo”, dijo Mons. Ricardo Tobón Restrepo, vicepresidente de la Conferencia Episcopal Colombiana.

     El alto prelado de la Iglesia reconoce la actual situación del mundo cuando señala en su misiva presentada esta semana: “No podemos negar que en los

últimos años ha crecido la descristianización de las personas y de la sociedad”.

     Monseñor Tobón Restrepo fue nombrado obispo de Sonsón por Juan Pablo II en 2003. El Papa Benedicto XVI lo nombró Arzobispo de Medellín y la CIII Asamblea Plenaria del Episcopado lo nombró el 5 de julio de este año como vicepresidente de la Conferencia Episcopal de Colombia.

     “La Iglesia –relata en su misiva-- viene constatando la necesidad acuciante de una nueva forma de realizar la misión. Desde el Concilio Vaticano II, pasando por el magisterio de los últimos Papas, hasta llegar a la reflexión pastoral que se ha hecho en América Latina, todo apunta a la urgencia de una nueva evangelización en la que nos jugamos la vitalidad y el futuro de la Iglesia. En ese sentido hablan Evangelii Nuntiandi de Pablo VI, Redemptoris Missio de Juan Pablo II, Evangelii Gaudium de Francisco. Aparecida nos puso en estado de misión”.

     “Hay una serie de factores que impiden un cambio radical de mentalidad y de acción pastoral para lograr lo esencial: volvernos discípulos misioneros de Jesús y transformar desde adentro los criterios y la vida de la humanidad. Sin pretender hacer una lista completa, quiero señalar algunos elementos concretos que nos pueden ayudar a dar pasos en una evangelización nueva y eficaz”, manifiesta el también arzobispo de Medellín.

LAS SOLUCIONES

     Propone como soluciones para actual situación mundial de descristianización “comenzar siempre por el primer anuncio”. “Sin él la catequesis no tiene sentido y no se acepta. El kerigma que toca el corazón es indispensable para abrirse a la fe y a la conversión y para iniciar consciente y responsablemente un camino de formación en la fe”.

     “Hay que asumir ya nuevas formas de vivir y expresar la fe. La pastoral de conservación es para una sociedad cristiana; por lógica, no sirve para una sociedad descristianizada. Podemos estar desperdiciando el tiempo y las fuerzas en una estructura inoperante.

     Urge aprender a formar e integrar nuevos evangelizadores. Hay buena voluntad, pero nos vamos quedando los mismos que, agotados por el trabajo y repitiendo lo mismo, no podemos lograr algo distinto. Mientras tanto, la comunidad se debilita”, explica.
“Es muy importante construir y propagar buenos modelos. Si vivimos radicalmente el Evangelio, si damos liderazgo a los laicos y si respondemos a las necesidades de hoy, surgen experiencias de vida cristiana que por sí mismas crecen y se multiplican. Es bueno suscitar un deseo de lo nuevo. Cuando se impone el miedo a lo desconocido y la sospecha frente a lo que no sea “lo de siempre”, no damos el primer paso hacia un nuevo planteamiento en la forma de vivir para Dios y para los demás, siguiendo a Cristo”, pone en consideración.
     “Es definitivo abrirnos al Espíritu Santo. El Espíritu es quien nos conduce en una relación filial con Dios, nos da testimonio de Jesús, crea comunidad y le da poder a toda nuestra acción evangelizadora. Si le obedecemos, él pone en nosotros vida, unidad, sabiduría y fortaleza apostólica”, asevera Monseñor Tobón.

     “La Visita del Papa es una ocasión para reencontrar y asumir la importancia de la nueva evangelización como misión propia y urgente de la Iglesia en el momento que vivimos”, concluye.

MEDELLÍN LA MEJOR ORGANIZACIÓN

     Si el Papa Francisco llegara mañana, la ciudad mejor organizada es Medellín. La pista del aeropuerto Olaya Herrera ya está acondicionada para la misa campal que espera reunir a más de un millón de fieles.

     Más de 1.500 sacerdotes de todo el país se encargarán de repartir la comunión y de confesar a quienes pasen la vigilia en el lugar.

     Además se supo que habrá 240 equipos de intervención, acompañados de 40 puntos de atención básica y 20 médicos especializados, 80 ambulancias y 2 helicópteros. 7240 voluntarios y mil personas de logística. 768 socorristas, 6.000 policías, 400 personas del ejército y 100 bomberos prestarán sus servicios durante la jornada que comenzará con una vigilia, desde la noche del viernes, preparada por un grupo de sacerdotes, con actividades y momentos de oración que acompañarán el ingreso de los fieles al Aeropuerto Olaya Herrera, informó la arquidiócesis de Medellín.

UNA ESTATUA DE SAL PARA EL PAPA

     Luis Alfonso Rodríguez, alcalde de Zipaquirá encabezará la entrega de un cuadro tallado en sal y el 1 de septiembre se entronizará en la Catedral de Sal una estatua del Papa Francisco. La obra, con un metro 60 fue elaborada por el escultor Pedro Carlos Penagos Sierra.

     Hasta último momento, la alcaldía de Zipaquirá buscó la forma para llevar al Pontífice a conocer la Catedral de sal, una de las maravillas del mundo y la segunda ciudad turística de Colombia.

NO SE ACREDITARÁN A TODOS LOS PERIODISTAS

     Como diría la canción del Gran Combo de Puerto Rico, “no hay cama para tanta gente”. En esta semana —con un criterio extraño— comenzaron a rechazar a decenas de periodistas al negarles la credencial para estar cerca del Papa Francisco en su visita a Colombia.

     No hubo explicaciones, sólo que no había cupo en las sitios donde se ubicarán los comunicadores y que no podrán moverse de esos lugares. Acreditaron camarógrafos, pero “los periodistas tendrán que ver la información a través de la señal de televisión”, dijo Ángela Calderón, jefe de información de la visita del Papa, por parte del gobierno nacional.

     En México 4.077 periodistas nacionales y extranjeros se acreditaron para cubrir el viaje papal.

UNA GRAN CRUZ DEL PARQUE SIMÓN BOLÍVAR

     Un grupo de arquitectos e ingenieros que participan en los conocidos retiros de Emaús solicitaron a los organizadores de la visita del Papa Francisco a Bogotá, que les permitieran construir la Cruz que acompañe la misa que se celebrará en el Parque Simón Bolívar y donde se esperan a unas 500 mil personas.

     La Cruz tendrá un poco más de seis metros y estará lista en los primeros días de septiembre.

SALVADOS DEL ABORTO

     El encuentro con la Cruz de la Reconciliación será en el Parque los Fundadores el viernes 8 de septiembre que cerrará la visita del Papa Francisco a Villavicencio, previsto en las horas de la tarde. Durante este momento de oración lo acompañarán alrededor de 400 niños que pertenecen a diferentes fundaciones; algunos de ellos padecen cáncer, son portadores de VIH, tienen capacidades diferentes, de pueblos indígenas del país y algunos que han sido salvados del aborto, informó la Arquidiócesis de Villavicencio.