Espacio con toque a lo socio-económico

     —El Chocó es un moridero —suelen decirle.

     Estos lunes y martes, 27 y 28 de noviembre, en el marco de la II Macrorrueda para la reconciliación organizada por la Corporación Reconciliación Colombia, Cerescos, por intermedio de su marca Masglo, entregará a Selvacéutica el 15 por del dinero recaudado con las ventas del kit de esmaltes de Acciones Reconciliadoras, que fue presentado durante la Macrorrueda de 2016 para apoyar emprendimientos que generen impacto social.

     Entre los meses de agosto

     “No es verdad”, responde ella. “Lo que falta es que vuelva el talento humano para dinamizar el Pacífico con el conocimiento ancestral”.

     Quien así ha hablado para ‘Q-Radio, la otra alternativa’, es la bióloga-investigadora chocoana Mabel Gisela Torres Torres, creadora de productos cosméticos sostenibles con el medio ambiente en Quibdó, capital de ese Chocó del Pacífico colombiano, mismo al que le

y septiembre de 2017, de la mano de Cerescos y el Programa de Alianzas 

Productos bio-cosméticos, preparados por Selvacéutica.

falta que vuelva el talento humano.

para la Reconciliación de USAID y Acdi/Voca se realizó la convocatoria de ‘Emprendimiento femenino’ que tenía como propósito empoderar y fortalecer las capacidades de mujeres empresarias mediante el apoyo técnico y financiero de un proyecto productivo en el sector de la belleza y el cuidado corporal, que generara oportunidades de inclusión económica, incorporando prácticas reconciliadoras.

     Al finalizar el proceso de evaluación el Comité de Inversiones seleccionó a Selvaceutica como ganador de la convocatoria.

     Gracias al fortalecimiento de su capacidad técnica y financiera, Selvacéutica podrá garantizar su sostenibilidad a largo plazo y seguir desarrollando sus dos nuevas líneas de cremas, una corporal y otra para manos a base de borojó, asaí, cúrcuma y otras materias primas locales.

     Así mismo, se implementará una tienda virtual como apoyo a la comercialización de estos nuevos productos con una cobertura a nivel nacional.

 ¿QUÉ ES RECONCILIACIÓN COLOMBIA?

     Es una Corporación conformada por un grupo de organizaciones con un objetivo en común: impulsar iniciativas que aporten a la construcción de una sociedad en paz. Por medio de iniciativas sociales, comunitarias y productivas, conecta, inspira y fortalece el trabajo colectivo en las regiones, para generar oportunidades, transformar comportamientos y reconstruir la confianza que se ha perdido después de medio siglo de conflicto armado.

     Con aquellas enseñanzas ancestrales, las de sus abuelas, y su experiencia como bióloga investigadora —cuenta la emisora ‘Q-Radio—, Mabel, sin saber nada de bio-cosmética, comenzó a experimentar, hace algo más de dos años, con esta industria.

     Y para adicionarle un toque de suerte a su emprenderismo, vale decir, sin que quepa en lo truculento, que su casa está en una región con uno de los mayores índices de endemismo de plantas del planeta: un cuarto de la flora que crece en estas tierras no existe en ningún otro lugar del planeta.

     Y aunque no se puede ocultar, aunque es tangible la desgracia

de que su departamento es uno

de los más pobres del país, ella no quiere irse jamás de él. Y se ha convertido en una especie de ángel para quienes van volviendo en retorno.

     Después de probar y probar, Mabel Torres creó, con otras dos emprendedoras, la firma Selvacéutica. “Es una empresa de ciencia y tecnología, pero también social: desarrollamos productos con un valor agregado: el bienestar de la gente nativa”.

     Cada crema que sale de sus instalaciones ha ayudado a un productor a conseguir demanda local de manera rápida y directa. “Antes de pensar en cuántas unidades hay que vender, una lógica comercial, pienso en cuántas me permiten ayudar a una comunidad”, explica. “El número mágico ahorita es 180.000”. Con esta cantidad dan trabajo a 600 cultivadores.

     La tarea de Torres no solo está en el laboratorio. Cada vez que idea una composición tiene que pensar dónde encontrar la materia prima en una región con graves problemas de carreteras, con carencias para almacenar y conservar y, sobre todo, con un campo dedicado a los cultivos ilícitos de coca y a las grandes cosechas de frutas y 

verduras que reclaman los mercados fuera y dentro de Colombia.

     “También hay que tener en cuenta que por el conflicto armado muchos campesinos habían abandonado sus tierras”, apunta. A los que han regresado con el final de una guerra de más de medio siglo, trata de convencerlos de los beneficios de su negocio.

     “Les explico que esta es una buena manera de generar arraigo porque no hay mejor modo de vida que ofrecer un producto que se vende rápido”. A los sembradores de papaya, aguacate o yuca les enseñó una alternativa con la cúrcuma, el asaí o el borojó, plantas que están en sus cremas. “Es un proceso de conversación y negociación

“Selvacéutica es una empresa de ciencia y tecnología, pero también social: desarrollamos productos con un valor agregado: el bienestar de la gente nativa”.

continua, no es una tarea fácil”.

     Su mayor miedo, tras haber creado una sólida red comercial, es que los productores 

cambien de opinión y de semillas con la llegada de organizaciones internacionales con presupuestos más elevados en este período de posconflicto en Colombia.

     Para colaborar con el medio ambiente, Selvacéutica no genera residuos que contaminen. “Para los exfoliantes usamos gránulos naturales en vez de artificiales que acaban en los ríos produciendo sedimentación. Lo mismo con los parabenos que derivan del petróleo y causan lesiones a los ecosistemas”, explica.

     Con esta filosofía de negocio mueve al año un promedio de 50.000 dólares en ventas solo en Colombia con un catálogo de 10 productos. Emplea a siete personas, una mayoría de mujeres, y confía en formalizar los contratos con los productores a lo largo de este año. “En este momento nos financian tres proyectos”, dice, uno de ellos llega desde Colciencias, organismo estatal. “No dejo de presentarme a convocatorias”. Su objetivo es conseguir producir 360.000 unidades para un mercado que evalúa en 20 millones de compradores, con un potencial de crecimiento del 22% en el corto plazo.

     Selvacéutica desarrolla productos terapéuticos —se reafirma— teniendo como materia prima el borojó, el asaí, la cúrcuma y el axiote, frutos y semillas de plantas nativas, propias de la selva chocoana y que benefician a 400 familias golpeadas por la violencia.

     El valor agregado de Selvacéutica se basa precisamente en el componente social incalculable: familias de municipios como Bahía Solano, Bojayá, Atrato y Quibdó, que se encargan de cultivar las plantas de donde se extraen los frutos y semillas que luego son procesados y comercializados por intermedio de Selvacéutica.

Las sedes de las nuevas tiendas de Masglo: Valledupar y Bucaramanga. Bodas de oro.

     En Bucaramanga y Valledupar sigue expandiéndose Masglo.

     Con la apertura de dos nuevas tiendas, una en cada ciudad, la firma Cerescos, dueña de las marcas del cuidado de manos y pies: Masglo y Admiss, celebra sus 25 años de trayectoria.

     Empresa ciento por ciento colombiana, afianza su compromiso con la fabricación, desarrollo y comercialización de productos de excelente calidad.

     En el noviembre que corre, abre al público otro punto de venta, desde la categoría de tienda, en la carrera 35A No. 51-55, Cabecera, en Bucaramanga, y en la calle 15 N° 8-06, Parque de las Madres, en Valledupar.  

     Para decidirse por Bucaramanga se tuvo en cuenta el continuo crecimiento de una ciudad en la cual la marca está muy bien posicionada. Allí cuenta con un punto de venta y una isla, con desempeño sobresaliente en los últimos dos años. 

     La opción Valledupar cristaliza, gracias a la alianza con la Academia Toscana, en la capital del Cesar, que abre sus puertas a Masglo y asigna un espacio en su sede con tal propósito.

     En el plano nacional, Masglo cuenta con 13 puntos de venta y 11 islas en centros comerciales y el objetivo es llegar a más de 40 para el año 2020.

     En esta oportunidad la empresa Cerescos, de la mano de expertos en arquitectura, realizaron un nuevo diseño de tiendas dedicado a la creación de experiencias mediante espacios con un concepto Casual Grey: boutique sofisticación y glamour.

     En estos nuevos puntos de venta, como en todos los que hacen parte de Masglo, su público encontrará las tendencias de moda y color, las últimas colecciones de otoño invierno, Discotheque y Disorder.  

     Además, dentro de sus novedades estarán los pañitos removedores —sin acetona, prácticos para llevar en la cartera y con agradable aroma—, pegatinas, pinta tus uñas sin pintar tus dedos, base uñas fuertes, el nuevo brillo gel y Masglo KIDS: esmaltes a base de agua, especialmente diseñados para niñas.

     Todo esto llegará a los amantes y seguidores de la marca, a manicuristas, distribuidores y estudiantes de las academias.

     Tras la firma del Pacto por la Innovación —el pasado 17 de octubre—, la Cámara de Comercio de Cartagena sigue comprometida con el crecimiento y la sostenibilidad de las empresas de la ciudad y el departamento.

     En conjunto con Colciencias, acaba de realizarse un taller que dio inicio al programa de Sistemas de Innovación, cuyo propósito es el de desarrollar las capacidades con componentes claves que impulsan la innovación empresarial a partir de una asesoría especializada con expertos en gestión de innovación. 

     Durante los próximos seis meses, veinte empresas de Bolívar desarrollarán capacidades para generar nuevos productos, servicios, procesos innovadores o nuevos modelos de negocio de forma sistemática, aprendiendo y aplicando metodologías y técnicas que disminuyan los riesgos asociados a la innovación y generen impacto en el crecimiento económico de sus negocios. 

     En esta oportunidad, el acompañamiento a las empresas lo hará IXL Center, firma global de innovación con gran experiencia en consultoría y educación de negocios. Su trayectoria le ha permitido trabajar con más de 400 empresas colombianas a través de programas de Colciencias y hoy inician el proceso con empresas locales.

     Luis Alberto Percy, representante del hospital la Casa del Niño, quien también es beneficiado del proyecto, asegura que es un verdadero privilegio poder ser una de las empresas firmantes de Pactos por la Innovación y participar del programa Sistemas de Innovación.

     “Sin duda esta asesoría especializada que recibiremos nos permitirá desarrollar mayores capacidades en nuestros líderes y equipos de trabajo, impulsando la innovación empresarial en la compañía”, dijo.

     Andrés Covilla, de la empresa Proyectos Urbanos y Construcciones del Caribe, dijo que “mis expectativas con este programa son poder transformar las ideas de proyección de ventas de productos importados a la producción de producto nacional, que cumpla con las mismas especificaciones y que pueda aplicar a diferentes sectores”.