Informe Especial: Capital de Vida en Movimiento

     Certificación —para orgullo femenino— del proceso de formación en Paz, Participación y Construcción Ciudadana les ha sido expedida a 50 mujeres de la Red Distrital Gestoras de Paz de Barranquilla.

     Lideresas en las cinco localidades de la capital del Atlántico, trabajan en unidad por un solo propósito: defender y gestionar el acceso de las mujeres a sus derechos y, en particular, a una vida libre de violencia.

     “Ustedes son unas valientes y merecen toda mi admiración”, les dijo la primera dama Katia Nule durante su intervención en el acto de tal proclamación. Y mostrando una manilla de tela, reiteraba que las mujeres en Barranquilla “somos Capital de Vida”.

     El proceso es liderado por la Oficina de la Mujer, Equidad y Género y apoyado en su desarrollo por el programa ‘De la mano dcon la Primera’ y arrancó en 2016, en el marco de las acciones para el empoderamiento y fortalecimiento del liderazgo político de las mujeres en Barranquilla. “Sus historias me han tocado el alma, y me complace saber que el amor ha transformado esas experiencias de dolor en oportunidades, tanto para ustedes como también para las comunidades que desde este momento ustedes van a impactar”, dijo la primera dama.

     El proceso de formación combinó de manera equilibrada la exposición de contenidos teóricos, ejercicios prácticos y dinámicas de experiencia que les permitieron a las mujeres ganar poder desde adentro para luego ganar poder con otras, por medio de la réplica de sus aprendizajes y su aplicación a las realidades de sus barrios, a través de acciones de sensibilización y promoción de los derechos de las mujeres y la prevención de la violencia de género.
     La jefa de la Oficina Helda Marino sostiene que al fortalecer el liderazgo de estas mujeres les facilita ganar frente a sus comunidades el reconocimiento de su rol como defensoras de los derechos de sus congéneres.
     De esta manera, las mujeres de la Red Distrital Gestoras de Paz se convierten en las mejores aliadas de la Alcaldía de Barranquilla para llegar a los diferentes barrios de la ciudad con estrategias de promoción, prevención y sensibilización en torno a la no violencia contra las mujeres.

 

     Centenares de niños, entre los 2 y los 5 años de edad, que viven en 8 barrios del suroccidente de Barranquilla, ya tienen un espacio propio y seguro para jugar: el parque María de la Paz.

     Entregado al servicio hace pocos días por el alcalde Alejandro Char, tiene una zona de juegos especialmente creada para ellos.
     Este parque, ubicado entre los barrios California y Villa Flor, es el quinto que ha puesto al servicio la Alcaldía de Barranquilla con zonas de juegos diseñadas exclusivamente para primera infancia.
     El mandatario distrital hizo entrega de este parque en una jornada en la que también puso en servicio el parque La Cordialidad, que se estrenaron con una gran asistencia de familias con sus niños, padres y adultos mayores, que no quisieron perderse la oportunidad de pasar una mañana agradable y disfrutaron cada área de los dos nuevos parques.
     Con una inversión total de 2.545 millones de pesos, la Alcaldía Distrital recuperó 8.100 metros cuadrados en estos dos espacios públicos que mejoran la calidad de vida de los habitantes de los barrios Villa Flor, Cordialidad, El Romance, La Gloria, California, Villa San Pedro 1,  Villa San Pedro 3 y  la margen oriental del barrio Las Malvinas.
     En lo que va corrido de septiembre, el alcalde Alejandro Char ha entregado 7 nuevos parques a la comunidad barranquillera. Son ellos: El Campito, plazoleta Joe Arroyo, Caridad del Cobre, Altos del Silencio, José Martí, María de la Paz y La Cordialidad.

 

     Para Martha Gutiérrez, habitante del barrio El Silencio, como para sus vecinos, “la transformación de Barranquilla no se detiene”.

     Y la Administración Distrital lo corrobora, al poner en servicio un nuevo espacio recuperado mediante el programa ‘Todos al Parque’: Altos del Silencio, en la calle 76 entre carreras 26D y 27.

     Con una extensión de 4.380 metros cuadrados, allí en el barrio El Silencio, localidad Suroccidente, beneficiará a 41.000 personas de este y sectores aledaños.

     Con una inversión de 1.600 millones de pesos, el parque está dotado con bancas de granito, zonas de juegos infantiles, para niños entre 5 y 12 años, con piso de caucho reciclado, grama sintética y cerramiento perimetral.
     También se construyó una cancha sintética con su respectivo cerramiento, gimnasios biosaludables, adecuación de zonas verdes, paisajismo y riego. El diseño del parque garantiza la libre circulación por medio de rampas que ayudan a la movilidad.
     “Nos emocionamos cada vez que entregamos un nuevo parque. Es muy gratificante ver a la comunidad alegre por tener un lugar donde compartir con la familia, los amigos, los vecinos.

     Este espacio antes era tierra de nadie, pero hoy son los niños, los abuelos y las familias quienes lo disfrutan”, señaló el alcalde de Barranquilla, Alejandro Char, durante una vista previa al acto formal de entrega del parque a la comunidad.