Cultura, creatividad y recreación

Por El Monje

     Y cuenta Moisés: “Apenas salimos del canal de TV CNC-Cartagena, AnaVictoria, la Contadora de historias montemariana, me empujó, corrió y se me adelantó en busca de un restaurante chino…”.

     «Tengo algo en el pecho que me tiene mal», le dijo AnaVictoria a Moisés, quien así lo relata él a El Muelle Caribe.

     “Nos acercamos al Pekín, un tradicional restaurante chino que está en la carretera”, cuenta Moisés. “Llegamos y, casi sin sentarse, ella le dijo al mesero: «¡Dame el especial de la casa!».

     “Pasados 15 minutos llegó el arroz”, agrega Moisés De la Cruz. “Y de inmediato, como si un

ser invisible le estuviera dictando, AnaVictoria empezó a escribir y escribía y escribía: fue llenando páginas y páginas que me iba pasando, pero hasta ese momento, yo nada entendía”.

     Nosotros, en El Muelle Caribe, a la distancia del achicharrante ambiente climático cartagenero, nos imaginamos a AnaVictoria tragando arroz y garabateando las hojas de papel. Pero dejemos a Moisés que siga con su cuento, que no es un cuento cualquiera: “De pronto, AnaVictoria exclama: «¡Gracias Dios!». Me mira fijamente y me espeta: «¡Al fin parí este muñeco que no me dejaba dormir!». ¿Para qué sofisticarlo? Con clásico instinto maternal, sabor a monte, ella acariciaba las hojas, mientras balbuceaba inentendibles palabras”.

     Escena peliculera, pero, por encima de todo, escena de realidad mágica. “La Contadora de historias me mira desafiante, mientras abraza, como si fueran seres vivos, las hojas repletas de palabras”, sigue el informal relato de Moisés. “Me dice: «Moisés, nació mi ConSe. Y de una vez te aclaro: no es de Concepción, es de Consecuencia, la Consecuencia de la corrupción, la local, la regional, la nacional, la universal».

     Par de figuras, una, Moisés, amigo de años; la otra, Ana Victoria, reciente amiga de ciber-redes. Tan metidas esas dos figuras en el corazón de El Muelle Caribe, que no hemos dudado un instante en hacer mini-crónica sobre lo que Moisés ha decidido contar, a El Muelle y, quizás, en redes.

     —Nojoda, pero deja algo pa’la información fresca, la periodística. No lo desgastes todo en redes —le reclamábamos a Moisés—. Prefirió seguir contando:

     “De inmediato, levantamos en computadora los textos y comenzamos a hacer el montaje. El director Jorge Luis Naizir Banquez se ha encargado de ello y AnaVictoria Rodríguez Romero le pone todo el sabor”, precisa Moisés.

     Y es que, como ya nos lo había contado AnaVictoria hace algunos meses, la ConSe se trata de una historia de la vida real, que, entre otras cosas, retrata una situación que es recurrente, cada fin de semana, en los bailes de picó en el sur de cualquier capital del Caribe, pero en especial en Cartagena. Y tiene que ver con la limitante de familias que no tienen cómo dar educación a sus hijos.

     “Y entre esos hijos, hay niñas. Niñas que se dedican al rebusque, lavando y planchando ropa ajena para conseguir el dinero con el cual poder irse el domingo al baile. Algunas acaban en moteles y jamás sabrán con quién se acostaron… Otras terminan embarazadas, sin saber a ciencia cierta quién es el padre de la criatura por venir…”.

     Obligamos a Moisés a parar, en busca de un resuello. Nos agobia lo que está diciendo. Hace caso, para un rato… Luego sigue:

     “Una situación que se vuelve repetitiva, de generación en generación”.

     Y fue así, pues, como se parió, sobre unas mesas de restaurante chino en ‘La heroica’, mientras se masticaba un arroz oriental, el monólogo ‘La ConSe’.

     En el escenario, una duración de 40 minutos. Se recrea con un baúl, el picó y un tenderete de ropa, más una porcelana.

     Ha sido exitoso, con teatro lleno, en el José Consuegra Higgins de Barranquilla. Y en la celebración de los 100 años del Barrio La María.

   ¡Tiene futuro! Mejor futuro que las niñas que se rebuscan el dinero para poder irse el domingo al baile.

La caracterización de la ConSe por parte de la Contadora de historias montemariana Ana Victoria Rodríguez Romero. Un personaje recreado sobre cualquier cantidad de situaciones de la vida real.

En el Periland Eco Park, entre Cajicá y Zipaquirá

     Los próximos 2 y 3 de septiembre se realizará la feria Gipsy Market, que tendrá lugar en Periland Eco Park, parque ecológico con 139.000m2, ubicado en el km 4.5 vía Cajicá-Zipaquirá.

     El certamen tiene como objetivo impulsar el talento nacional. Por lo tanto, contará con la participación de más de 40 expositores de marcas de diseño independiente, ofrecerá un festival de música, gastronomía de primera, jornada de adopción canina para los amantes de los perros y actividades ecológicas. Espera recibir alrededor de 7.000

 personas.

     En su primera edición, la feria tuvo la asistencia de más de 6.000 personas durante todo el fin de semana. Gipsy Market es la primera feria de la sabana de Bogotá, con aire gitano y bohemio, que incentiva el talento nacional de emprendedores colombianos.

     Con el propósito de conectar a los asistentes y a sus mascotas con la naturaleza y hacer alusión a la temática bohemia, habrá un código de vestuario boho-chic, gracias al cual los flecos, shorts, coronas de flores y bandanas serán bienvenidas.

     Durante esos dos días, la feria tendrá actividades de música, diseño independiente, comida y actividades ecológicas, caninas y familiares. El sábado

2 de septiembre, se comienza a las 11:00 am y se finaliza a las 9:00 de la noche. El domingo 3, empieza a las 10:00AM y termina a las 6:00 pm.

     Música: tendrá un line-up de djs, que incluyen: Dazzle, presentando ritmos desde el deep house y new house a cargo de la voz de la venezolana Patricia Herrera… Amézquita, el productor colombiano que presenta la música electrónica con influencias de house y techno… Y DJ Mansang, productor de Jiggy Drama.

     “Nuestro artista principal es la agrupación Bossa N’ Stones, que mezcla la calidez de la bossa nova, la modernidad de la electrónica y la sensualidad del pop francés”, informa Angie Vargas de la oficina de prensa de Novva Comunicaciones. “Con la voz a cargo de la cantante argentina Uschi Levy, se repasarán todos los éxitos de los Rolling Stones”.

      Diseño independiente: Gipsy Market incentivará el talento nacional, contando con la participación de más de 40

expositores de marcas de diseño y moda independiente. Un espacio para emprendedores colombianos con propuestas innovadoras en marroquinería, joyería, textiles, entre otros, enamorarán al público asistente.

     Gastronomía: los asistentes podrán disfrutar de comida variada en los foodtrucks, desde la vegetariana, pasando por la gourmet, hasta la comida rápida. Para esta versión se lanzará un nuevo sabor de la marca de bebida natural Happy Kombucha, como edición especial para la feria.

     Actividades ecológicas, caninas y familiares: Se podrá realizar una caminata ecológica en Periland Eco Park con mascotas. El domingo se cumplirá una Sembratón de 100 árboles Kiri, cumplimiento de una promesa de la primera edición, por intermedio de la Fundación Bosques Verdes.

     “Así mismo, para los amantes de los caninos, seremos un evento pet-friendly y tendremos  una jornada de adopción canina a cargo de la Fundación Animal Love”, precisa Angie. “Habrá 400 parqueaderos disponibles para los asistentes”.

Redes sociales: Instagram: @gipsymarketcol… Facebook: Gipsy Market