Informe Especial: Capital de Vida en Movimiento

Drum Festival hizo retumbar los tambores en Barranquilla, Alberto Carbonell se bañó en un ‘Mar de voces’ y, además, mil niños se gozaron la II Feria de Matemáticas

Por Inocencio De la Cruz

     Del Capital de Vida tomamos hoy la inversión cultural en transacciones de la semana que cerró a septiembre.

     ‘Drum Festival’, ‘Un mar de voces’ —merecidísimo homenaje— para Alberto Carbonell y Feria de Matemáticas traemos para el Informe Especial de esta actualización de El Muelle Caribe, la número 123.

‘DRUM FESTIVAL’: PARA LA CULTURA DEL TAMBOR

     Con un retumbar de tambores en el parque Sagrado Corazón se cerró el mes —sábado 30­—, surgido de las ejecuciones de los artistas extranjeros Amit Mishra de la India, Robi Zarza de Argentina y Rafael Bastos de Brasil y de los la Patria, de Colombia, Jacobo Álvarez y Álvaro Agudelo.

     Esto, en el marco de la tercera edición del ‘Drum Festival’, un concierto en conjunto con Atlantijazz, para recrear un espectáculo que volvió a deleitar a los asistentes.
     Apoyado por la Alcaldía de Barranquilla por intermedio de la secretaría distrital de Cultura, Patrimonio y Turismo, el ‘Drum Festival’ regaló a los barranquilleros cuatro días de pura música a golpe de percusiones.
     El festival arrancó el miércoles 27 y se desarrolló con talleres y conciertos gratuitos en diferentes lugares de la ciudad. “Fueron días de mucho tambor, con interesantes talleres, en los cuales se mostraron las inmensas ganas de aprender de los jóvenes y de concurrir a los conciertos, puesto que se registraron llenos totales”, dijo Rodrigo Villalón, uno de los organizadores. “Estamos muy contentos porque se ha logrado el objetivo. Genera una gran satisfacción después de mucho trabajo, el cual no hubiera sido posible sin el apoyo de la Secretaría del ramo. Barranquilla ya está casada con el tambor", precisó, para señalar que habrá una cuarta edición.
     Fueron ocho talleres de tres horas cada uno en cuatro días y fueron cuatro conciertos, durante los cuales cerca de 1000 personas lograron aprender con goce lo que transmitieron estos artistas, impresionados por ese deseos de disfrutarlos que encontraron en la ciudad.
     “Fue divino, magnífico, un festival con mucho peso internacional, la calidad de los artistas impresionante, la organización fue bárbara, y el apoyo de la Alcaldía fundamental para lograr esto. Siempre hubo niños, jóvenes, gente mayor y me impactó ver las ganas de estudiar que tienen, y el respeto que hay por su folclore y otras culturas”, dijo Rodi Zarza, quien se enamoró de la ciudad. “Barranquilla es como mi segundo hogar”, dijo y anunció que volverá.
     Además de los talleres en la CUC y en la I.E.D. Meira del Mar, el ‘Drum Festival’ tuvo un concierto en La Cueva y dos en el auditorio de la CUC, donde además se degustó ‘Un café con...’, espacio cultural tradicional de la Secretaría Distrital de Cultura, Patrimonio y Turismo, que en esta oportunidad reunió a los mejores percusionistas de Barranquilla. Hablaron de sus inicios y cerraron con una improvisación espectacular, única e irrepetible.
     “Es hermoso. Tuve una audiencia increíble, y la gente que se reunió en mi taller fue muy buena. Yo he estado en Europa y Asia, pero los sentidos que encontré aquí fueron impresionantes”, dijo Amit, quien fue el más aplaudido de todos. Este artista de la India, así como Zarza y la banda ‘Agua yuyo’, de Einar Escaf, representaron al ‘Drum Fest’ en el cierre en conjunto con Atlantijazz.

     El Drum Festival, organizado por la Fundación Música y Tambores, demostró que en Barranquilla hay una ‘cultura del tambor’ y que la ciudad está sedienta de eventos como estos.

     Más que merecido, el homenaje que le tributó el Distrito de Barranquilla al maestro Alberto Carbonell.

     Nadie más indicado que él para hacerse merecedor del premio Vida y Obra, del Portafolio de Estímulos Artísticos 2017: válida la exaltación a su meritoria labor como cultor y embajador de la música colombiana a nivel universal.
     Una resolución en tal sentido fue expedida por la secretaría distrital de Cultura, Patrimonio y Turismo y le fue entregada durante el fin de semana en el marco del festival de coros ‘Un mar de voces’, en el natural escenario del Gran Malecón del Río

     Una tarde fresca en caricias mutuas con las voces de una masa coral que interpretó ‘Prende la vela’, con arreglos del maestro: una salva de sentidos aplausos proyectaron la emoción de un público conmovido.

     “Son muchas las enseñanzas y lo que ha construido el maestro Alberto Carbonell en su extensa carrera. Hoy es un ícono de la cultura coral a nivel nacional gracias a los aportes realizados a la promoción de la música popular de nuestro Caribe y ha sido un gran embajador con hermosos arreglos que traspasan fronteras”, dijo el secretario de Cultura, Patrimonio y Turismo, Juan José Jaramillo, en la entrega del reconocimiento. “Muchas gracias por ese legado, maestro, y por ser incentivo de festivales como este a fin de que las nuevas generaciones se interesen en la música coral”, puntualizó.

     El maestro Carbonell fue el ganador del premio Vida y Obra del Portafolio de Estímulos para el Desarrollo Artístico y Cultural del Distrito 2017, en el área de Música, en el marco de la convocatoria realizada por la Alcaldía de Barranquilla. Se tuvo en cuenta su consagrado periplo en el campo de la música, durante el cual ha consolidado un significativo acervo de conocimientos sobre la base de su reconocida experiencia artística. Ha participados en la formación de varias generaciones de músicos y directores corales de Barranquilla y la región Caribe.
     El Festival ‘Un mar de voces’ finalizó con un concierto de voces infantiles y juveniles en el Gran Malecón, sector Puerta de Oro.

     Con la expectativa de vivir una mañana diferente, más de mil niños, estudiantes de las instituciones educativas distritales, llegaron el jueves 28 al parque Los Andes, ubicado en la localidad Suroccidente de Barranquilla, para disfrutar de la II Feria de Matemáticas organizada por la secretaría de Educación de Barranquilla.

     Algunos, en compañía de sus padres, disfrutaron de los juegos, aprendiendo de manera lúdica e innovadora, a través de las propuestas creadas por los mismos docentes para acercar al estudiante hacia el maravilloso mundo de las matemáticas.

     Al resaltar esta actividad como una estrategia importante para el desarrollo del aprendizaje de las matemáticas en los estudiantes, la secretaria de Educación, Bibiana Rincón, aseguró: "Me siento muy orgullosa porque hoy vemos a estos estudiantes que disfrutan las matemáticas, porque aprenden de manera divertida, y eso se debe al esfuerzo y dedicación de los docentes, que están ayudando a formar de la mejor manera a estos niños para que puedan resolver problemas cotidianos”.

     Después de recorrer los 10 stands, dispuestos con los implementos necesarios para desarrollar los juegos, Lucas Gómez, estudiante de 5 grado del Colegio Distrital Boston, manifestó que la feria le ha gustado mucho, porque en esta aprenden más de las matemáticas y juegan al mismo tiempo.

     Al acompañar a Lucas en esta actividad, Peggy Llanos, su madre, aseguró: "Esta es la segunda feria a la que asisto y me parece muy interesante porque veo que los niños utilizan todos sus sentidos para relacionarlos con las matemáticas y eso les enseña que estas no son aburridas, porque al integrar el juego con la matemática a ellos se les facilita el aprendizaje”.

     Los estudiantes que resultaron ganadores en cada actividad recibieron premios como reconocimiento a su participación, al destacarse en estos espacios de intercambio de experiencias.

     Esta feria también busca apoyar a los docentes del Distrito en el desarrollo de su quehacer pedagógico, incentivando las iniciativas relacionadas con el reconocimiento del juego como recurso didáctico para el aprendizaje de las matemáticas.