Camina el Club 100 años de vida saludable

     Alimentarse de manera adecuada es la primera condición para resguardar la salud en todas las etapas de la vida. Mantenerse en movimiento es la segunda norma que debe tenerse en cuenta, pues el excesivo reposo puede debilitar los músculos y hacer más lenta la circulación sanguínea. No es necesario acudir a un gimnasio para realizar una actividad física adecuada: una caminata diaria, ojalá con un trote, de al menos unos 30 minutos, durante cinco días a la semana, ayuda notablemente a controlar la presión arterial y los problemas del corazón.

     Una vejez con calidad se va fomentando desde la propia juventud. Es por eso que la actividad física es importante durante toda la vida y sus beneficios son innumerables. El control del peso, la flexibilidad articular, la tonicidad muscular y el combate al estrés, son algunos de ellos. Pero la resistencia cardiovascular es quizá una de las ventajas

más importantes del entrenamiento. Llegada cierta edad, y sobre todo cuando se ha llevado una vida sedentaria y la alimentación no ha tenido en cuenta el debido balance,

Desde los sitios web Radio América, fcdebilt.k y Para el adulto mayor se motivo con estos ilustraciones a ejercitarse e procura de una vida saludable y larga. Las expectativas apuntan hacia una buena vida hasta los 120 años.

corremos el riesgo de padecer accidentes cardiovasculares.

     Con el propósito de que los ciudadanos mantuvieran una vida sana, el médico cubano Eugenio Shellman organizó en La Habana, Cuba, el famoso Club de los 120 años de vida saludable, con el propósito de que sus integrantes superen dicha edad de manera activa y saludable, constituyéndose en el ejemplo vivo a nivel mundial que ratifica en la práctica lo dicho por la Organización Mundial de la Salud en el sentido de que la obesidad y sus mortales enfermedades son prevenibles y que la podemos derrotar… Hoy, con mucha humildad, ponemos a disposición de los ciudadanos de Colombia y el mundo ese gran ejemplo e invito a que lo emulemos y organicemos también en todos los países los Clubes de estilo de vida saludable, actividad que ya cumplimos en Santa Marta, como lo pueden corroborar en el video de 11 minutos que pueden bajar y observar con ese nombre en Youtube.

     Necesitamos no solo crear sino fortalecer y masificar de manera urgente estos clubes de vida saludable como el paradigma, el modelo o el ejemplo práctico que necesitamos todas las sociedades en el mundo como la herramienta organizativa para poder educar a través de ella a todos los ciudadanos sobre la obesidad y sus mortales enfermedades, cómo se produce y sobretodo cómo podemos derrotarla y combatirla, cambiando nuestros hábitos, costumbres y actitudes nocivas para la salud por unas costumbres positivas y permanentes para

mantener un estilo de vida saludable y superar la barrera de los 100 años de vida activa y saludable.

     De todos es conocido que Colombia desde el año 2.009 expidió la Ley 1355 que define la obesidad y las enfermedades no transmisibles asociadas a ella como una prioridad de salud pública, ley que aún no ha sido reglamentada, convirtiéndose en letra muerta y por lo tanto en una burla para todos los colombianos, cuando plantea que se realice una semana de hábitos de vida saludable, le entrega “responsabilidades” a los Ministerios de Salud, Educación, de Trabajo, al ICBF, a Coldeportes y al Invima, declara el 24 de septiembre como el Día Nacional de lucha contra la obesidad y el sobrepeso pero desafortunadamente esta Ley es letra muerta en Colombia ya que no se ejecutan ningunas acciones prácticas, reales ni concretas porque la ley no ha sido reglamentada y por lo tanto no se pueden expedir resoluciones ni circulares que obliguen a los entes territoriales al cumplimiento de esta importantísima ley.

     Todos observamos en las calles que en Colombia existe un desalentador panorama de obesidad y sobrepeso que, según la última encuesta nacional de salud, realizada en el año 2010, señala que uno de cada dos colombianos presenta obesidad o sobrepeso (El 51.2 %) y que son las mujeres las que puntean con un 55 % y los hombres con el 45 %. Pero peor aún, son las mujeres quienes más presentan obesidad mórbida en el país, es decir, que hay más mujeres que hombres que cargan 40 kilos de más en su anatomía. La obesidad ha dejado de ser una epidemia y ha sido declarada como una Pandemia por la Organización Mundial de la salud, entidad que, a través de su directora, la doctora Margaret Chan, ha señalado que “estamos ante la globalización de estilos de vida no saludables” y que “la ignorancia y la inercia deben ser relevadas por acciones urgentes sin esperar”.

     En la escala ascendente los Estados Unidos tienen el 67 % de su población en sobrepeso y en el primer lugar se sitúa México, el país más obeso del mundo, con una población del 70 % con obesidad. En el IX Congreso sobre obesidad realizado el año pasado en Colombia, con la presencia de varios países, se demostró que la tendencia del país es del 1.2 % de crecimiento en su tasa anual de obesidad, lo que nos indica que

si no actuamos ya, de manera

Pescado asado con ensalada. Más saludable no se puede.

urgente, en 15 años nos habremos pasado a los Estados Unidos y a México, convirtiéndonos en el país más obeso del mundo, con las graves repercusiones que para la salud, la vida, el sistema y la productividad arrojarán las enfermedades conexas con la obesidad como son las llamadas Enfermedades no Transmisibles.

     Por este motivo hemos considerado que debemos poner en práctica nuevas y muchas más iniciativas para conseguir una mayor participación de estudiantes, trabajadores, empresarios y de toda la familia colombiana en general y así empezar a crear de verdad ese gran movimiento social que tanto necesita Colombia para que sus ciudadanos expresen de manera práctica el amor hacia su propia salud, la defensa y protección del medio ambiente en que vivimos, para que consuman alimentación balanceada y saludable, se muevan más, realicen ejercicios físicos de manera permanente, mejoren la salud física y mental, para que derrotemos el sedentarismo, la obesidad y el sobrepeso y adoptemos por siempre estilos de vida y trabajo saludables que nos permita alcanzar una alta longevidad activa, saludable y feliz y nos permita morir de viejos, como debe ser, y no de las enfermedades catastróficas que hoy están matando a más del 70 % de los ciudadanos y podamos tener familias, municipios y países más saludables.

     Entonces, ¿qué podemos hacer de manera práctica?, ¿nos resignamos a la gordura o nos  ayudamos? ¿Esperamos que el Estado Colombiano, que no fomentará jamás   la cultura de la prevención y el manejo de estilo de vida saludable entre la   población, lo haga? Creemos que no debemos esperar que el Estado actúe,   por eso decidimos hacer lo segundo, es decir, ayudarnos, ya que si el Estado no lo   hace, que está obligado por la Ley 1355 del 2009, hagámoslo nosotros , empoderando a la sociedad civil, por eso hemos organizado desde Santa Marta para Colombia y el Mundo, el Club 100   años de vida saludable, para capacitar y organizar a la población en la dirección correcta, que consiste en comenzar por realizar cambios en nuestro estilo de vida, cambiar el estilo de vida dañino para la salud por un estilo de vida saludable. ¡Este es el camino correcto!

     No perdamos más tiempo y empecemos a   combatir y a prevenir la obesidad y el sobrepeso y las enfermedades conexas   con ellas. Está claro que con disciplina y voluntad férrea se consigue y sobre   todo teniendo clara la premisa de que nadie hará por uno lo que uno mismo  es incapaz de hacer. Y eso es muy simple: seguir una dieta saludable y hacer   ejercicio de manera permanente, herramientas que sí están bajo el dominio y el control de cada uno   de nosotros para prevenir las Enfermedades No Transmisibles, como lo  señala la Organización Mundial de la Salud.

     Con la Conformación del Club 100

Otro plato saludable, por la vida: pollo a la plancha, también con ensalada.

años de vida saludable, promovemos desde Santa Marta para toda Colombia y

el mundo un beneficioso paradigma de la prevención, modelo o ejemplo contra la obesidad y el sobrepeso y sus mortales enfermedades. En el primer año el Club tiene muchos ejemplos de afiliados que han recuperado, con la alimentación balanceada y la práctica del ejercicio físico, su índice de masa corporal, al igual que un sinnúmero de personas que han derrotado la hipertensión a través del ejercicio, por ejemplo, muchos otros han abandonado el alcoholismo o la tendencia hacia el consumo permanente y de todos los fines de semana, otros han cambiado sus comportamientos sexuales hacia la prevención y reconocen en el Club el aporte que les viene haciendo a cada uno hacia el cambio de sus hábitos nocivos por hábitos positivos hacia la salud, motivo por el cual seguimos con entusiasmo ofreciendo nuestras capacitaciones para todo aquel que desee participar y afiliarse de manera gratuita a nuestro Club 100 años de vida saludable, que desde ya podemos mostrar como un proyecto exitoso.

     La lucha contra la obesidad, el sedentarismo y sus enfermedades conexas, requiere de un compromiso social y político sostenido, así como la participación de los principales actores sociales, tanto públicos como privados: ciudadanos individuales, gobiernos, sector educativo, de salud, del deporte, la familia, de la sociedad civil, las organizaciones no gubernamentales y de todos los empresarios.

     El Club 100 años de vida saludable es la herramienta o la entidad organizativa, sin ánimo de lucro, que empezó a capacitar, a educar y a movilizar a la sociedad en la lucha que debe librar el Estado contra la obesidad y el sedentarismo. Esta política pública global viene siendo impulsada por esta organización de la sociedad civil a nivel local y daremos el salto para impulsarla a nivel regional, nacional e Internacional, impulsando seminarios gratuitos sobre la prevención y el manejo de estilo de vida saludable y con los asistentes conformar los Clubes.

     En general el club 100 años de vida saludable recomienda la adopción de ocho (8) actitudes, hábitos o comportamientos saludables que debemos poseer todos los ciudadanos para manejar un estilo de vida saludable, que son:

     *Consumir alimentación balanceada y saludable.

     *Practicar ejercicios físicos (150’ semanales: 30’ x 5 días).

     *Realizar exámenes médicos anuales.

     *Adoptar comportamientos de seguridad.

     *Evitar el consumo de alcohol, tabaco y las drogas.

     *Manejar vida sexual con prevención y responsabilidad.

     *Cultivar alta motivación, el optimismo y el crecimiento cultural y espiritual, y,

     *Promover la defensa y conservación del medio ambiente.

     Dentro del impulso de la cultura de la prevención y el manejo de estilos de vida saludable la práctica de ejercicios físicos de manera permanente juega un papel muy importante, convirtiéndose en el segundo comportamiento clave que debemos asumir en nuestra vida para conservar la salud y llegar a una alta longevidad con plenitud de nuestras energías y facultades físicas y mentales. Ciudadanos de Colombia y del mundo, afiliémonos al Club de vida saludable.