Nuestra cultura: Carnaval y música

¡Desde ya! … ¡Quien lo vive es quien lo goza!

     La próxima edición del Carnaval de Barranquilla va del 10 al 13 de febrero de 2018, pero, desde siete meses antes, el tradicional jolgorio ya tiene reina central, la número 100 en la historia festiva de la capital del Atlántico.

     Se trata de Valeria Abuchaibe Rosales, 25 años, cuyas características primas simbolizan la esencia de una soberana de Carnaval: alegría, espontaneidad y dotes para la danza, con un valor agregado: le fascina la percusión y, en especial, toca tambor alegre.

     Arquitecta graduada de la Pontificia Universidad Javeriana, Bogotá —segunda de tres hermanas, ellas son: Alexandra y Vanessa—, Valeria es hija de Ricardo Abuchaibe y Gina Rosales y en asuntos de reinado es una especialista: lo fue en 1995, 2008 y 2010 en representación de los respectivos grados en el colegio en el cual estudió: el Karl C. Parrish. De muy niña, ya había estado en diferentes comparsas.

     Hizo parte del proceso experimental educativo-comunicacional Voz Infantil–Hola Juventud, dirigido por el profesor Julio Adán Hernández, y en 2004 participó eb el concurso Reina del Carnaval de los Niños, pero en aquella ocasión no le alcanzó.

     Baila cumbia, mapalé, garabato, puya, salsa, vallenato y, si le toca, reguetón. Cualidades que ha perfeccionado en la Academia de Julie De Donado y como integrante de la Fundación Red de Tamboreras de Colombia, en la cual ejecuta el instrumento ya señalado.

     A su majestad Valeria Abuchaibe Rosales le corresponde darle el máximo realce a las carnestolendas barranquilleras en la recordación del nombre de su primera soberana: Alicia Lafaurie Roncallo, en 1918, cuando se instituyó tal figura.

     La elección de la reina 100 del Carnaval de Barranquilla estaba programada para el próximo 29 de julio, pero, de acuerdo con la directora de Carnaval S.A Carla Celia se adelantó dos semanas “por la promoción de los Juegos Centroamericanos y del Caribe” y la salida de una comisión hacia Uruguay para la celebración de la independencia de Colombia en ese país este lunes 17 de julio.

Para seguir reinando en la ‘República cangrejo’

Acaba de realizar una maestría en guitarra contemporánea con énfasis en jazz, en la Escuela de Berklee de Valencia, España

Por El Monje

     Luego de haber adelantado una maestría en guitarra contemporánea con énfasis en jazz en la Escuela de Berklee de Valencia, España, ha regresado a Colombia el artista cartagenero Luis Camacho.

     La crítica lo considra “un virtuoso” del instrumento que ejecuta y es uno de los pocos guitarristas latinos con el mérito de tocar jazz en cuerdas tras sus estudios en la escuela de música más importante del mundo.

     El artista tiene y dirige en Bogotá una agrupación de música urbana caribeña, ‘República

cangrejo’, la cual presentará su nuevo sencillo la primera semana de agosto.

     Por el momento, el cartagenero se dedica a visitar los medios de comunicación capitalinos, cuenta sus experiencias en Berklee y desmuestra por qué es una de las revelaciones de la guitarra contemporánea.

     Luis Camacho comenzó a tocar guitarra a los 11 años, pero tomó la música en serio a los 15, cuando se decidió a participar en festivales y conciertos de rock local. 

     Su primera canción la compuso a los 17 una fusión de rock con acordes simples y una melodía pegadiza. 

     A los 18 años terminó el colegio —había dejado la música a un lado— y continuó tocando localmente por un par de años. A los 20 viajó a Bogotá para con el propósito de profundizar en el conocimiento de la música y conocer la escena. Obtuvo su grado en música en 2009, al tiempo que obtuvo un certificado de maestro de guitarra de

 Berkleemusic.

     Además de trabajar profesionalmente como guitarrista, compositor, arreglista y director en grupos de rock, pop, reggae, jazz fusion, vallenato y proyectos de música caribeña, ese mismo año fue ganador de mejor banda regional de música Caribe en el festival de la Media Torta .

     En 2010 grabó guitarras eléctricas para el compositor ganador del premio Grammy Martín Maderas y fue telonero de artistas internacionales, entre ellos Fito Páez.

     En enero de 2011 fue invitado al Festival de Música de Mérida, en México, e interpretó vallenato para 6000 personas con el grupo La Región. Ese mismo año actuó como guitarrista solista en el II Festival Universitario de

Jazz de Bogotá, en homenaje a la familia Arnedo. También fundó el proyecto Afro-caribeño ‘República

Para que no queden dudas: certificación de Master expedida por la Escuela de Berklee de Valencia, España.

cangrejo’. Un par de meses más tarde se incorporó, por un período de 11 meses a la legendaria banda Alerta Kamarada, pioneros del reggae colombiano y actuó al lado de artistas internacionales como Inner Circle, Damian Marley y Barrington Levy.

     En enero de 2012 representó al país en ‘ExpoColombi’, celebrado en Miami, y allí pudo mostrar la música y la cultura del archipiélago de San Andres. En 2013 terminó una maestría en performance en la prestigiosa Berklee College of Music, en otoño del mismo año pesentó su primer álbum de jazz experimental en solitario titulado

‘El Ninja’ y  otras múltiples producciones.

     Desde el año 2014 el artista cartagenero se ha dedicado  exclusivamente a componer, producir, tocar y dar clases profesionalmente en España y resto de Europa.

     En 2015, Luis Camacho presentó el tan esperado álbum de su proyecto República Cangrejo, el cual recibió muy buenas críticas y comentarios en medios nacionales e internacionales. En el 2016, sus proyectos ‘República cangrejo’ y ‘The aurora project’, fueron elegidos como semifinalistas en el Internacional Songwriting Competition (ITC), así como en el Unsigned Only, ambos certámenes muy reconocidos en el mundo.

En Cartagena nació, más Caribe ¿pa’dónde? Tanto el artista como el fondo, son cartageneros.

     En 2017 ha colaborado con la banda Addictive TV, una creativa orquesta de

sampleos de El Reino Unido, la cual inauguró el primer Lux Festival en Cartagena, Colombia.

     En este julio, paseando por Bogotá, Luis Camacho precisa que “¡lo mejor está por venir!”.