De la historia y la cultura de nuestros pueblos

     El próximo lunes 24 de julio es el cumpleaños número 234 del nacimiento del Padre de la Patria Simón Bolívar y la Sociedad Bolivariana del Magdalena le ha organizado un homenaje, en el marco de la preparación de los Juegos Bolivarianos, a realizarse en Santa Marta del 11 al 25 de noviembre del año en curso. La ceremonia se realizará, a las 10 de la mañana, en la sede de la sociedad ubicada en la Calle 17 N° 3-72, del Centro Histórico de Santa Marta.

     Nadie puede negar la importancia que para la ciudad y sus habitantes significa la realización de estas justas deportivas dirigidas a realizar la iniciativa de Alberto Nariño Cheyne de ofrecer cada 4 años un justo y merecido homenaje al Padre de la Patria que, dicho sea de paso, fue un gran deportista desde su infancia, amaba profundamente el deporte y, por su extraordinaria

capacidad y fortaleza física, logró destacarse como un gran nadador, un diestrísimo jinete y un gran manejador de la espada, cualidades que le servirían para convertirse, posteriormente, en el más grande guerrero, estratega militar y político de la historia.

     Para la sociedad samaria, los historiadores, los bolivarianos, los deportistas y las presentes y nuevas generaciones, es de trascendental importancia que hayan escogido a Santa Marta, tierra bolivariana por excelencia y antonomasia, para que, por intermedio de las distintas disciplinas deportivas, los colombianos todos, y los países que liberó, le rindamos una vez más un imponente y majestuoso tributo y homenaje a ese gran guerrero, pensador y libertador, cuya vida, obra, luchas, victorias y pensamiento aún vigente, fueron reconocidas por la BBC de Londres al declararlo como el ciudadano más prominente del siglo XIX, para lo cual señaló los siguientes 6 aspectos:

     1°. Con solo 47 años de edad peleó 472 batallas siendo derrotado sólo 6 veces, participó en 79 grandes batallas, con el gran riesgo de morir en 25 de ellas.

     2°. Liberó 6 naciones, cabalgó 123 mil kilómetros, más de lo navegado por Colón y Vasco de Gama juntos.

     3°: Fue Jefe de Estado de 5 naciones, cabalgó con la antorcha de la libertad la distancia lineal de 6.500 kilómetros, distancia aproximada a media vuelta a la tierra.

     4°. Recorrió 10 veces más que Aníbal, 3 veces más que Napoleón, y el doble de Alejandro Magno.

     5°. Sus ideas de libertad fueron escritas en 92 proclamas y 2.632 cartas. Lo más increíble fue que muchas de ellas fueron dictadas de forma simultánea y en diferentes idiomas a distintos secretarios, y,

     6°. El ejército que comandó nunca conquistó… Sólo liberó. Por ello, fue el argumento con que la BBC de Londres eligió al Libertador Simón Bolívar como ‘El Americano más prominente del siglo XIX.

   Por asumir el país, la Odebo, Coldeportes, el COI y el Distrito este impostergable y gigante compromiso de realizar y desarrollar los mejores Juegos Bolivarianos de la historia —como lo señalara el presidente Juan Manuel Santos—, estamos obligados a preparar a todos los samarios, magdalenenses y colombianos en general en la importancia de la historia de los juegos Bolivarianos, y en la importancia que tiene para la ciudad al contar con unas nuevas y modernas infraestructuras deportivas que motivarán a las actuales y futuras generaciones para que practiquen el deporte, combatan la obesidad y el

sedentarismo y se aparten de las drogas y del crimen organizado…

 Al igual, hay que prepararlos en el

La cama en la cual durmió El Libertador Simón Bolívar —último lecho de su gloriosa existencia, su lecho de muerte—, en la Quinta de San Pedro Alejandrino en Santa Marta, Perla de América.

compromiso y la concienciación de demostrar una alta e impecable cultura  ciudadana, para recibir y atender con decoro, respeto y elegancia a los periodistas, a los deportistas, a las delegaciones y a todos los turistas que llegarán con ocasión de tales justas deportivas a la ciudad más antigua de Colombia, ‘Cuna de la historia, la cultura y el deporte’, y mostrar una ciudad limpia, acogedora, con gente educada, solidaria, afectuosa, que mantenga un espíritu alegre, como siempre ha sido, y muestre y proyecte buena atención, buen trato y nuestro acostumbrado talante hospitalario, como llamara El Libertador a esta histórica y querida ciudad.

     La Sociedad Bolivariana del Magdalena ha invitado a todas las autoridades administrativas, eclesiásticas, militares y de policía, al igual que a todos los periodistas, a los dirigentes empresariales, cívicos, líderes políticos, académicos y comunidad en general, a que nos acompañen a realizar, el 24 de julio venidero, este justo homenaje al alfarero de seis naciones que, como yo digo a manera de hipérbole, es el segundo Hombre más importante que ha pisado la tierra después de Jesucristo. ¿Estás de acuerdo? ¡Esperamos tu presencia!

     Directores de medios y reconocidos líderes de opinión en Colombia se han pronunciado en contra de los comportamientos del expresidente Álvaro Uribe y lo han conminado a que se ponga “a la altura del enorme poder del que ha venido abusando” y que, precisamente, le ha permitido llamar al columnista Daniel Samper Ospina “violador de niños” sin fundamento ni mayores consecuencias.

     La Fundación para la Libertad de Prensa, FLIP, también se había pronunciado contra los desafueros, las ofensas y las acusaciones sin fundamento de Uribe Vélez contra periodistas.

     La carta de los directores de medios y líderes de opinión dice así:

Punto final:

     Es hora de que el expresidente Álvaro Uribe Vélez deje atrás la práctica sistemática de difamar, calumniar e injuriar a sus críticos como si no fuera un expresidente obligado a dar ejemplo, ni un ciudadano sujeto al Código Penal. El límite de todos los colombianos es y debe ser la ley. Y es tiempo de que el expresidente esté a la altura del enorme poder del que ha venido abusando sin mayores consecuencias: el último ejemplo de su estrategia de estigmatizar e intimidar para imponerse en el debate público, aquello de permitirse llamar “violador de niños” al periodista Daniel Samper Ospina frente a sus más de cuatro millones de seguidores de Twitter, no es sólo una infamia irreversible que habrá de tener solución en la justicia, sino también un repugnante acto de violencia que ya ha empezado a llamar a más violencia.

     Twitter es la vida real. Quien comete un delito allí comete un delito en su país. Hoy, cuando en las redes sociales se ha vuelto común hostigar a los periodistas hasta ponerlos en peligro, resulta inaceptable que el expresidente siga jugando el perverso juego de rectificar cuando el daño ha sido hecho, siga legitimando socialmente esa manera temeraria de participar en la deliberación pública y liderando ese premeditado ataque contra la prensa y la libertad de expresión –ese echarle la culpa y acusar de conspirador al mensajero– que es una arremetida contra la democracia. No se trata de reclamar, de ninguna manera, un trato privilegiado para los periodistas, ni de librar al periodismo de la crítica, sino de defender el derecho de todos a hablar sin ser objeto de los abusos de quien se sabe poderoso. Una palabra de Uribe basta para enlodar un nombre, para exacerbar los odios de tantos colombianos frustrados, para degradar y envenenar el necesario debate político del país. Lejos está del líder responsable y digno que tendría que ser.

     Pero él sabe todo esto: él no está reaccionando en caliente, ni cometiendo un desliz, sino redoblando un comportamiento peligroso e inescrupuloso cargado de intenciones políticas. Corresponde a la ciudadanía, pues, el siguiente paso. Dar ejemplo. Exigir sin miedo, con la ley de su lado, el fin de la calumnia como estrategia. Solidarizarse con el calumniado más allá de las contingencias de la política. Decirle al calumniador que ha llegado la hora de que se detenga.

     Los periodistas que firmaron la carta fueron:

Jesús Abad Colorado, José Manuel Acevedo, María Elvira Arango, Darío Arizmendi, Ricardo Ávila, Catalina Botero, Diana Calderón, Juan Pablo Calvás, Fidel Cano, Alberto Casas Santamaría, Daniel Coronell, Ernesto Cortés, Vicky Dávila, Vanessa De la Torre, Félix De Bedout, María Elvira Domínguez Lloreda, María Jimena Duzán, Jorge Espinosa, Heriberto Fiorillo, Álvaro Forero Tascón, Álvaro García, Ignacio Gómez, Gustavo Gómez Córdoba, Claudia Gurisatti, Sebastián Hiller, Juan Carlos Iragorri, Juanita León, Juan Esteban Lewin, Diego Martínez Lloreda, Matador, Andrés Mompotes, Néstor Morales, Hassan Nassar, Lila Ochoa, Cecilia Orozco, Alfonso Ospina, Ricardo Ospina, Rodrigo Pardo García-Peña, Roberto Pombo, Ana Cristina Restrepo, Jorge Restrepo, Nicolás Restrepo, Héctor Riveros, Luis Enrique Rodríguez, César Rodríguez Garavito, María Elvira Samper, Julio Sánchez Cristo, Alejandro Santos, Diego Santos, Ricardo Silva Romero, Rodrigo Uprimny, Jorge Alfredo Vargas, Juan Roberto Vargas, Vladdo, Felipe Zuleta, Camila Zuluaga.

Nota: También se suma la del director de El Muelle Caribe.