Cosas a saber con motivo de la visita papal

Nota del director: Desde la actualización 109 y hasta después de la visita papal, El Muelle Caribe da y dará cabida a esta columna de la autoría del apreciado colega Guillermo Romero Salamanca. A no dudarlo, está repleta de datos que, necesariamente, debemos saber.

     “EL CANTO EDUCA EL ALMA”: Papa Francisco

     El Papa Francisco es un experto en ópera. De su familia y en especial de su abuela Rosa, no sólo aprendió el italiano, sino también la pasión por el bel canto.

     Cuando era niño escuchaba los sábados las transmisiones de ópera que hacía la radio de Buenos Aires. Una obra que le llamaba la atención era Madama Butterfly y la versión que más le ha llegado a su oído es la que hiciera Mirella Freni, la señora de la lírica, como se le conoce a esta italiana que por más de 50 años dominó los escenarios mundiales de este género musical.

     Madame Butterfly narra la historia escrita por el italiano Giacomo Puccini, compositor de doce óperas, sobre la vivencia de B. F. Pinkerton, un oficial de la Armada estadounidense a bordo del USS Abraham

Lincoln, que enamora a Cio-Cio San, una joven japonesa que se la apodan como Butterfly. Los espectadores siguen línea a línea cada uno de estos acontecimientos y desde el comienzo presagian el futuro de la pareja.

ÓPERA RADIAL

     El Papa Francisco reveló el 31 de diciembre del 2015, en un encuentro de “Los Niños Cantores” que albergó a 6 mil pequeños y jóvenes de 127 coros de 18 países, su experiencia con la ópera.

     “Desde niño, nosotros somos cinco hermanos, nuestra madre el sábado, a las 14 horas de la tarde, nos hacía sentar delante de la radio para escuchar. ¿Qué escuchábamos? Todos los sábados se hacía la retransmisión de una ópera y nuestra madre nos enseñaba cómo era esta ópera. ‘Miren cómo se hace esto’. Desde niño he sentido el placer de escuchar cantar, pero nunca he podido cantar. En su lugar, uno de mis abuelos, que era carpintero, mientras trabajaba cantaba siempre. El placer de sentir cantar me viene desde niño”.

     Me gusta mucho la música y el canto” repitió con una sonrisa. “Os digo una cosa: el canto educa el alma, el canto hace bien al alma. Por ejemplo, cuando una madre quiere dormir a su niño no le dice ‘¡uno, dos, tres, cuatro!’. Le canta una nana, le hace bien al alma y el niño se  queda tranquilo y se duerme”, explicó.

ENSAYOS CON LA ORQUESTA FILARMÓNICA

     Tan pronto se confirmó la visita del Papa Francisco a Colombia, Sandra Meluk, directora de la Orquesta Filarmónica de Bogotá solicitó que su agrupación musical acompañara la misa que oficiará el Pontífice en el parque Simón Bolívar.

     La Orquesta Filarmónica de Bogotá, que pronto cumplirá 50 años de existencia,  es uno de los proyectos musicales más grandes de Colombia. “Trabajamos en  las 20 localidades de la ciudad, permeamos distintos tipos de ciudadanos: hay niños que vienen desplazados, niños que vienen de situaciones difíciles, pero tienen una oportunidad única de sentarse con un violín en una orquesta a tocar con otros niños sin importar cuál sea el bagaje que tienen, sin importar de dónde vienen, sin importar quiénes sean sus papás, sino porque vamos a hacer la tarea de hacer música juntos”, destacó.

     La escuela de la Filarmónica les lleva educación musical  a unos 20 mil alumnos.

     La directora explicó que la música de la Misa del Papa en Bogotá será del compositor colombiano Luis Torres y orquestada por el maestro Juan Antonio Cuéllar.

     Luis Torres Zuleta realizó sus estudios en el Conservatorio de la Universidad

Jóvenes colombianos preparan cantos para el Papa Francisco.

Nacional. Su música 

ha sido elogiada por la crítica.

     Por su parte, Juan Antonio Cuéllar es reconocido como compositor de numerosas obras para orquesta, banda sinfónica y una diversidad de medios instrumentales y vocales, las cuales han sido interpretadas y grabadas por prestigiosas agrupaciones en el Colombia y en el exterior, incluyendo la Orquesta Sinfónica Nacional de Colombia, la Orquesta Filarmónica de Bogotá, The American Composers Orchestra, el Cuarteto Manolov, el Indiana University New Music Ensemble, y el Ensamble de Música Contemporánea Decibelio, entre otros. 

TIEMPOS DE GRACIA Y BENDICIÓN

     Colombia se prepara para recibir al Papa Francisco. Miles de católicos en el mundo están atentos a las noticias sobre este periplo que comenzará el próximo 6 de septiembre.

     Las visitas pastorales serán antes y después de Colombia. Minuto a minuto se analiza la agenda y en un trabajo conjunto entre el Episcopado y el gobierno nacional se planea todo para que salga con las mínimas fallas. Seguridad, administración, liturgia, sonido, canciones y transportes, movilidad, cultura ciudadana y desde luego, contenidos pastorales.

     El Cardenal Rubén Salazar, arzobispo de Bogotá y Primado de Colombia, envió una carta a los fieles, donde asegura que la visita será un tiempo especial de “gracia y bendición”.

     “Sabemos, sin duda, que será para todo el país un tiempo de gracia y de bendición en un momento crucial de su historia y, especialmente, para nosotros católicos, un tiempo para fortalecer nuestra adhesión al Señor Jesucristo por la fe, para llenarnos de amor a Dios y a los demás, para avivar la esperanza en medio de las dificultades propias de nuestra existencia y del camino que están recorriendo la ciudad y el país”, les escribe.

ANIMANDO A LOS PEREGRINOS

     El Padre Alfonso Canedo, de la parroquia de San Josemaría Escrivá de Balaguer, en la localidad de Ciudad Bolívar, al suroriente de Bogotá, anima cada semana a sus feligreses para que acompañen al Papa en su visita a Colombia.

     “Al menos unas 200 personas de nuestra parroquia iremos a la misa en el parque Simón Bolívar. Iremos preparados y animados para cantar y estar pendientes de todo lo que nos diga en su discurso. Esperamos que todos los colombianos recibamos con el mismo agrado sus palabras para buscar la paz y la reconciliación”, dijo.

LOS JÓVENES DE MEDELLÍN

     En la capital antioqueña, miles de jóvenes que se han lanzado como voluntarios hacen cursos de guías, de conocimiento de la Iglesia y sobre todo de la historia del Papa Francisco.

     El Padre Leonardo Martínez, encargado del voluntariado, afirmó que la organización se dividió en tres grupos: uno de carácter civil coordinado por la Alcaldía de Medellín, el cual estará compuesto por los organismos de socorro como la Defensa Civil, Bomberos y scouts, entre otros, los cuales estarán a cargo de prestar atención primaria a los asistentes.

     El segundo grupo es de servicio litúrgico que se divide entre ministros extraordinarios de la comunión, alrededor de 3.500 personas, quienes ayudarán a dar la comunión en la misa campal. A ellos se suman los grupos juveniles de las diócesis, quienes llevarán los distintivos de la comunión o sombrillas con el escudo papal.

     Un tercer grupo, explicó el Presbítero, estará encargado del recibimiento y la acomodación de los asistentes, conformado por 3.200 voluntarios, según informó el episcopado.

MIL ROSARIOS POR DÍA

     En Villavicencio, un grupo de católicos se ha propuesto impulsar el rezo del Rosario para buscar la protección y para que todo salga bien en esta visita del Papa Francisco.

     “Es una forma de manifestar su cariño por el Papa”, dijo monseñor Óscar Urbina, presidente del Episcopado y arzobispo de Villavicencio.

EXCURSIÓN DESDE MONTES DE MARÍA

     Desde las sufridas tierras de Monter de María en el sur de Bolívar, decenas de personas preparan su viaje a Cartagena para participar en la Misa campal en el puerto donde estarán con otras 280 mil personas.

     “Ojalá tengamos la oportunidad de estar cerca del Santo Padre y recibir su bendición para esta tierra que tanto ha sufrido por el desplazamiento forzado y por la violencia de todo género”, comentó Ana Victoria Rodríguez, de Carmen de Bolívar.

ALGUNOS DE LOS PLATOS FAVORITOS DEL PAPA FRANCISCO

     Cuando Ángela Merkel, canciller alemana visitó al Papa Francisco el 17 de junio del 2017 en el Vaticano y le entregó sus presentes –detalles que son comunes dentro del protocolo de este tipo de visitas-- le dijo sonriente al Pontífice: “Usted ya los conoce”.

     Se trataba de unas cajas de alfajores argentinos.

     En efecto, al Papa le fascinan. A tal punto que en Argentina dicen que los más apetecidos por el Pontífice son los de la fábrica de alfajores "El Nazareno".

     “Cuando era Jorge Bergoglio, conocía los alfajores. Los de hojaldre le gustan mucho”, dijo su dueño, Leonardo Grisoni, en una entrevista a la Cadena 3 de Buenos Aires.

     “Hay muchas fotografías donde se lo ve con alfajores El Nazareno. Es un orgullo”, agregó.

     En el libro de cocina del Vaticano escrito por David Geisser, joven guardia suizo y chef profesional; Erwin Niederberger, sargento de la Guardia Suiza; y Daniel Anrig, ex comandante de la institución militar que tiene como tarea custodiar al Santo Padre, se asegura que los platos favoritos del Papa Francisco son los clásicos alfajores argentinos y el dulce de leche, la colita de cuadril --carne de res--, las empanadas de pepperoni y la “pizza a caballo”.

EL DULCE DE LECHE

     Muchos países de América Latina defienden que ellos inventaron el dulce de leche. En Colombia se podría decir que es el ariquipe y tendría otras versiones como manjar blanco, en el Valle del Cauca.

     En el caso de los argentinos, hasta tienen fecha de nacimiento: 24 de junio de 1829.

     "Durante el Pacto de Cañuelas (1829), un acuerdo entre el gobernador de la provincia de Buenos Aires en ese entonces, Juan Manuel de Rosas, y su opositor, el general Juan Lavalle, (para detener la guerra civil en el país), la cocinera de Rosas se distrajo y dejó la leche en el fuego y se formó el dulce de leche", cuenta Daniel Balmaceda, en el libro "La comida en la historia argentina".

     Pero eso sería solo una leyenda. "En 1814 ya había cartas pidiendo partidas de dulce de leche desde Buenos Aires a Córdoba, y en un banquete en 1817 el general Lavalle y su ejército fueron agasajados con dulce de leche", contrarrestó el historiador.

LA PIZZA A CABALLO

     El fainá es un plato hecho a base de harina de garbanzos, agua, aceite de oliva, sal y pimienta. Hay también una variante que se hace con harina de trigo, harina de garbanzos, sal, agua, aceite y pimienta que se llama Fainá de Savona. Pero lo de “a caballo” es porque simplemente, lleva un huevo frito encima.

UN ASADO MUY ARGENTINO

     La colita de cuadril es un corte que se hace del cuadril entero y es un corte muscular por lo que contiene muy poca grasa, sólo una capita en la parrilla se pondrá dorada y sumará sabor a este riquísimo asado argentino. Tampoco tiene hueso, es pura carne y no tiene desperdicio y se caracteriza también por su forma triangular o cónica, explica en su blog el chef Alejandro Chiariotti.

DE LOS OTROS PAPAS

     Benedicto XVI prefiere el Kirschenmichel, un postre alemán hecho a base de panecillos, canela, clavo, vainilla, almendras y cerezas; cerdo al horno con dumplings --un bocadillo chino-- y ensalada de salchichas de Regensburg, según el libro de los guardas suizos.

     A San Juan Pablo II le gustaba el Pierogi, un plato polaco que consiste en pastas rellenas de vegetales; Fleischvogel, un enrollado de carne; y el Kuchen, un postre hecho a base de manzana.

     En el  libro también hay algunas recetas de comida italiana y de la Guardia Suiza como Cerdo Asado, Torres de Polenta y Pollo y Tiramisú, postre típico del país. Además incluyeron algunas oraciones que rezan los guardias suizos, como la bendición de los alimentos.

CASI 20 MIL KILÓMETROS EN ESTE VIAJE A COLOMBIA

     Con un poco más de 80 años, con un solo pulmón, el Papa Francisco emprenderá una maratónica visita pastoral con 19.796.72 kilómetros en vuelos en aviones y helicópteros.

     Cumplirá con una milimétrica agenda que comprende seis recorridos en papamóvil, cuatro gigantescas misas, cuatro congregaciones temáticas, reuniones con obispos, líderes de otras religiones, compañeros jesuitas y tres ceremonias de Estado.

     El Pontífice sufre además de pie plano. Para que no se le perjudique su columna y pueda soportar tantos momentos de pie, usa zapatos ortopédicos.

     Después de once horas de vuelo, con unos ratos de descanso, con una rueda de prensa con 88 periodistas, con saludos para los medios de comunicación y redacción de cartas para diversos personajes, el Papa Francisco atravesará los 9.380.88 kilómetros desde Roma a Bogotá, una ciudad con más de 2.660 metros de altura sobre el nivel del mar.

     Le harán un recibimiento con música, bandas marciales, discursos, apretones de mano y le esperarán 14.4 kilómetros trepado en un papamóvil, incómodo, para dar bendiciones a las personas que encuentre a su paso, cargar al menos una media docena de niños, bajarse a saludar a unas religiosas y llegar a la Nunciatura, donde el ruido de la Avenida Caracas es ensordecedor hasta altas horas de la noche. Allí recibirá a sus compañeros jesuitas y cenará con ellos.

DEL SOROCHE AL CALOR

     Se espera que la altura de Bogotá, que produce el llamado soroche o mal de altura --que afecta a algunas personas porque la cantidad de oxígeno es menor y la presión más baja—no le afecte al Santo Padre.

     Muy de temprano se levantará para hacer sus oraciones. Hacia las siete tomará su primer desayuno en Colombia y luego saldrá

en automóvil para la Casa

El Vicepresidente Óscar Naranjo con el comité ejecutivo de la visita papal.

 de Nariño, donde tendrá honores militares, saludo del presidente de la república, de sus ministros y un grupo de empresarios. Luego subirá al incómodo papamóvil para dar un saludo a unos 20 mil jóvenes que le cantarán en la Plaza de Bolívar.

     Después de una gigantesca misa y de una reunión en la Nunciatura con invitados especiales, posiblemente, los representantes de otras religiones, descansará hacia las 10 de la noche para madrugar y tomar un vuelo 71.34 kilómetros hacia Villavicencio, donde el calor húmedo le recibirán para su celebración litúrgica y cumplir con una minuciosa agenda.

     En la tarde repetirá la dosis de avión y llegará a una fría Bogotá.

ME VOY PARA MEDELLÍN

     En Medellín su llegada será a Rionegro, luego de un vuelo de 246.28 kilómetros y allí lo recibirá un helicóptero que le bajará a la capital antiqueña en un recorrido de 23.29 kilómetros.

     Le espera una serie de reuniones y luego una concentración con religiosos y padres de familia. Hacia las cinco de la tarde reiterará su viaje en helicóptero a Rionegro. De allí saldrá para Bogotá, donde los 14. 4 kilómetros que lo separan de la Nunciatura serán a la menor brevedad para que el Papa pueda reposar unas horas.

DE LA ALTURA AL MAR

     Después de su último desayuno en Bogotá, el Pontífice viajará 662.49 kilómetros hasta Cartagena, a la orilla del mar, con el viento del caribe y la humedad característica para trabajar al lado del arzobispo Jorge Enrique Jiménez inaugurando obras y después treparse en el papamóvil para hacer un recorrido por Basurto. Después de la Misa en el puerto, viajará en helicóptero unos 10 kilómetros para llegar a la terminal aérea de la ciudad, desde donde emprenderá un vuelo de 9.071.53 kilómetros para llegar Roma.

     Este viaje apostólico será una verdadera maratón para el Pontífice que busca la reconciliación y la paz de Colombia. Es el amor de un padre por sus hijos.

LAS PREGUNTAS QUE HARÁ EL PAPA EN MEDELLÍN

     Unas 8 horas y media estará el Papa Francisco en Medellín el sábado 9 de septiembre. Además de la misa, de su paso por el Hogar San José y de su encuentro con los seminaristas y religiosos en el Centro de Convenciones La Macarena, tendrá algunos momentos de descanso para averiguar sobre una de sus pasiones: el tango.

     En su juventud, el Pontífice degustó lo mejor de ese ritmo musical y aunque bailó tango, prefería mejor las milongas para compartir pista.

     Le fascina, desde luego Carlos Gardel y Julio Sosa, pero recuerda a Juan D’Arienzo, conocido como “El rey del compás” con especial afecto.

     Temas como “La cumparsita”, “Canaro en País”, “Mi dolor”, “Adiós corazón”, “Y todavía te quiero”, “La puñalada”, “A Media luz”, “El choclo”, “Por una cabeza”, “No te quiero más” sonaron en su juventud y los debe escuchar en sus ratos de tregua o en una de sus siestas.

LE DIO LA EXTREMAUNCIÓN A MAIZINI

     Admiró también a Ada Falcon, “la emperatriz del tango”, la de temas como “Corazón encadenado”, “Yo no sé qué me han hecho tus ojos” y “Me enamoré una vez” y quien viviera una vida alegre por muchos años, pero que la abandonó para convertirse en una religiosa.

     El Papa Francisco recuerda en el libro “El jesuita” que guarda en su memoria a la prestigiosa cantante y compositora Azucena Maizini, la de interpretaciones como “Esta noche me emborracho”, “Mano a mano” y “Yira Yira”, entre otros.

     “A Azucena le di la extremaunción en 1970. La conocía porque éramos vecinos”, dijo Francisco.

     El Papa también admira mucho a Astor Piazzola,  el bandoneonista y compositor argentino considerado como uno de los músicos de tango más importantes del siglo XX.

     Por eso es seguro que el Papa querrá saber sobre la muerte de Carlos Gardel, sobre la fama que recibió en la ciudad y sobre la extinta casa gardeliana.

UN LENGUAJE LUNFARDO

     Muchas palabras del lunfardo emplea el Papa Francisco en las audiencias o en sus discursos. En la Santa Sede, prácticamente tienen un diccionario con sus términos y L’Osservatore Romano se ha encargado de recolectarlos y explicarlos.

     La palabra ‘bergogliana’ que más gusta a su propio autor es ‘misericordiando’, el gerundio que el pontífice creó para hablar de la que, a su juicio, es uno de los pilares de la fe cristiana. De hecho, él mismo lleva este concepto en el lema que eligió cuando fue ordenado obispo y que sigue utilizando como papa: “Miserando atque eligendo”, que significa en latín: “Lo miró con misericordia y lo eligió”.

     El papa Francisco le explicó de dónde viene ‘misericordiando’ al periodista Jorge Milia: “El gerundio latino ‘miserando’ es intraducible en italiano y en español. A mí se me ocurrió traducirlo con otro gerundio que no existe, ‘misericordiando’ ”.

     Milia ha ido analizando la jerga del pontífice en una serie de artículos recogidos por L’Osservatore Romano, el diario de la Santa Sede.

     A la lista de términos comentados por él -que incluye las expresiones "primerear", "balconear", "ningunear", "pasarse de rosca", "pescar una idea", "hacer lío", "empacharse" y "misericordiar"-, se podrían sumar muchos otros como "rosquear", "sacar el cuero", tener "cara de vinagre", "salir de la cueva" o cuidarse de los "mercachifles". Consideradas como "la jerga de Bergoglio" o como bergoglismos, las expresiones del Papa provocan dolores de cabeza a los traductores y asombran a todos, excepto a quienes ya lo conocían.

RECORDAR PRIMERAS PALABRAS DEL PAPA ES VIVIR

     Desde el primer momento de su elección, el 13 de marzo del 2013, el Papa Francisco recibió aplausos y sus palabras fueron replicadas en todo el mundo. El pueblo católico emocionado lo ovacionó y, de inmediato, aparecieron videos en las redes sociales en los cuales se mostraba esa alegría de sus seguidores, especialmente de Latinoamérica.

     Es el Papa 266 de la Iglesia Católica. Jorge Mario Bergoglio, cardenal argentino, había sido elegido después de cinco votaciones en el cónclave que se reunió luego de la renuncia del Papa Benedicto XVI. El nuevo Pontífice adoptó el nombre de Francisco.

      Siete meses después recordaba en una entrevista con el diario italiano La República, aquellos momentos históricos: “Pedí poder retirarme por unos minutos en la habitación contigua a la del balcón que da a la plaza. Mi cabeza estaba completamente vacía y una gran ansiedad me invadió”.

     “Para relajarme cerré los ojos y todos mis pensamientos desaparecieron, también el de negarme a aceptar el cargo, tal y como consiente el procedimiento litúrgico. Cerré los ojos y no vi más ansiedad o emotividad”.

     El Papa dijo luego que “llegado a cierto punto, una gran luz me invadió, duró un momento pero a mí me pareció larguísimo. Después la luz se disipó, me alcé de una y me dirigí a la habitación donde me esperaban todos los cardenales y la mesa sobre la que se encontraba el acta de aceptación. La firmé, el Cardenal Camarlengo lo firmó y después, sobre el balcón anunciaron el ‘¡Habemus Papam!’”, relató en la entrevista.

SU PRIMER DISCURSO

     Después salió al balcón y ante unas 5 mil personas que le escuchaban en la Plaza de San Pedro, en el Vaticano, dijo:

     "Hermanos y hermanas, buenas tardes.

     Como sabéis, el deber de un cónclave es dar un obispo a Roma. Parece que mis hermanos cardenales han ido a buscarlo casi al fin del mundo...pero estamos aquí.

     Os agradezco la acogida. La comunidad diocesana de Roma tiene su Obispo: gracias.

     Antes de todo, quisiera rezar por nuestro obispo emérito, Benedicto XVI. Recemos todos juntos por él, para que el Señor lo bendiga y la Virgen lo custodie.

     (En ese momento el papa recita junto a los fieles presentes en la plaza de san Pedro el padrenuestro, el Ave María y el Gloria al Padre).

     Y ahora, comenzamos este camino: obispo y pueblo. Este camino de la Iglesia de Roma, que es la que preside en la caridad todas las iglesias. Un camino de hermandad, de amor, de confianza entre nosotros. Pidamos siempre por nosotros: los unos por los otros. Recemos por todo el mundo, para que haya una gran hermandad. Os deseo que este camino de Iglesia, que hoy comenzamos y en el que me ayudará mi cardenal vicario, aquí presente, sea fructífero para la evangelización de esta ciudad, tan bella.

      Y ahora quisiera dar la bendición, pero antes os pido un favor: antes que el obispo bendiga al pueblo os pido que pidáis al Señor para que me bendiga. La plegaria del pueblo pidiendo la bendición para su obispo. Hagámoslo en silencio.

     Ahora os daré la bendición, a vosotros y a todo el mundo, a todos los hombres y mujeres de buena voluntad.

     (Bendición) 
     Hermanos y hermanas, os dejo. Muchas gracias por la acogida. Rezar por mí. Hasta pronto. Nos vemos pronto: mañana quiero ir a rezar a la Virgen, para que custodie a toda Roma.

    Buenas noches y buen descanso".

     El Papa Francisco estará en Colombia entre el 6 y el 10 de septiembre, saludando a los fieles católicos, cumpliendo con una agenda pastoral y pidiendo paz y reconciliación entre los colombianos.