Caicedo Omar salió a ratificar que 'el Caribe no se rinde'

EN BARRANQUILLA. Caicedo Omar planteó propuestas en beneficio de las clases populares y encaminadas a potenciar el desarrollo de la agricultura como base fundamental de la economía en el país. Dijo que en el Atlántico aspira a  recolectar 400 mil firmas y precisó que, con el respeto que le merecen algunas excepciones, “las estructuras políticas de este departamento tienen un alto nivel de desgaste y con poca credibilidad ante la ciudadanía”.

Por Redacción Caribe

     Aunque aun quedan algunas barajas sin destapar, la batalla política por la presidencia de la República —periodo 2018-2022— ya se despliega por los territorios colombianos y aquello de que ‘el Caribe no se rinde’ comienza a calar, inicialmente y con mucho sentido de pertenencia, en la región norte.

     En Cesar, Magdalena, Bolívar y Atlántico ya se trabaja con ahínco en la recolección de firmas que han de avalar tanto la aspiración presidencial de Carlos Caicedo Omar como multiplicación de la membresía de su movimiento Fuerza Ciudadana y eso es demostración de que ‘el Caribe no se rinde’.

     “Vamos a trabajar muy duro, como lo hemos hecho cuando estuvimos en cargos públicos —rectoría de la Universidad del Magdalena, alcaldía de Santa Marta—. Vamos a trabajar con compromiso, pasión, entrega y honestad en aras de brindarles la mayor cantidad de beneficios a los sectores populares y no a las elites políticas de siempre ni a los corruptos. Seremos un modelo de gobierno diferente”, asegura Caicedo Omar.

     La propuesta del cataqueño, conterráneo del Nobel de Literatura Gabriel García Márquez, es recibida con beneplácito por quienes concurren, masivamente, a las convocatorias con el propósito de instalar los comités de recolección de firmas —se requieren 386 mil, pero se confía en que desde el Caribe y el interior del país se recaben dos millones— y ante las respuestas recibidas, Caicedo Omar no duda en comenzar a dar partes positivos. “En cada ciudad se vincula más gente y eso nos tiene contentos. Somos una candidatura potente que crece más y más, debido a que hablamos con más personas cansadas de lo mismo y que anhelan el cambio”, sostiene el precandidato.

     Soportado también en el carisma que proyecta su fórmula a vicepresidencia, la exconcejala de Bogotá, administradora pública y magíster en gobierno y políticas públicas Ati Quigua —líder femenina, desde muy niña, entre la etnia arhuaca de la Sierra Nevada de Santa Marta—, Caicedo Omar va exponiendo sus afanes de gobernar a la Nación con inclusión social y presencia constitucional y legal de la mujer en cargos públicos y ese discurso cala hondo.

     “Después de dar la vuelta a la página del posconflicto, Colombia requiere la ejecución impostergable de planes que generen empleo”, dice.

     “Hay que crear muchos cupos en las

EN CARTAGENA. Durante su paso por Cartagena, el precandidato Carlos Caicedo Omar sostuvo que la capital de Bolívar — ‘La heroica’, ‘El corralito de piedra’— se encuentra entre las ciudades más golpeadas por la corrupción en el Caribe colombiano

universidades para que ningún joven se quede sin estudiar”, precisa.

     “Pero además, se debe realizar un proceso de modernización del sistema hospitalario

para que los más pobres no sean mal atendidos”, puntualiza.

     Caicedo Omar evita el discurso veintejuliero, elude la retórica politiquera y va directo al grano. “Con la recolección de firmas, no solo se le aporta transparencia a nuestro proceso, sino que garantizamos que las campañas no queden secuestradas por los grupos políticos que luego acondicionan las agendas”, sostiene.

     Y señala inmediatamente que el movimiento que lidera, Fuerza Ciudadana, podrá tener aspirantes a concejos, asambleas, Cámara y Senado, una vez el Congreso de la República concluya la tramitación de la reforma política con la cual se busca la personería progresiva.

     Desde un plano objetivo, lo cierto es que importantes grupos de simpatizantes emergen para manifestar respaldo a su propuesta de gobierno contra la corrupción y la desigualdad social y se levantan más decididos en regiones cuyos habitantes han terminado siendo víctimas de la inequidad, producto de la corrupción y la falta de oportunidades.

     Su itinerario apunta ahora hacia Córdoba y Sucre y en su región Caribe, esa que ‘no se rinde’, no puede sustraerse al optimismo. “Un millón y medio de firmas es la meta que tenemos en el Caribe y entre 500 y 700 mil en el interior del país. De manera que la idea es que la Costa sea la plataforma que le dé viabilidad a la candidatura ciudadana”, anota. Y reitera en su discurso que su principal objetivo es combatir los hechos de corrupción del país. “El problema no existe solo en la Costa Caribe, ocurre en la Orinoquia, en la Amazonia, en el Pacífico y en algunas zonas de la región Andina”, dice.

     Y tras insistir en que “somos un proyecto nacional” que recorre el Caribe y el interior del país en aras de socializar nuestras propuestas incluyentes y representar a las mayorías nacionales”, Caicedo Omar finaliza diciendo “no es solamente el conflicto armado o la corrupción lo que afecta la calidad de vida de la gente. También, la falta de oportunidades, la falta de empleo, la falta de espacios en la educación superior para los jóvenes y la falta de buenos servicios de salud”.

EN BOLÍVAR. Bolívar dijo presente en recolección de firmas a favor de la aspiración a la candidatura presidencial de Carlos Caicedo y allí se reafirmó en su propósito de desarrollar un modelo de gobierno contra la corrupción y la desigualdad. Aquí, ante simpatizantes de Arjona.