Eco a lo que dicen...

DIPLOMA DE HONOR EN EL I CONCURSO INTERNACIONAL

DE NARRATIVA, CUENTO Y POESÍA-RECONCILIACIÓN Y PAZ

     Amigos: esta noche del 09/11/2017, he sido notificado de parte del Coordinador para Iberoamérica de la Fundación Servir-Asoservir, de haber sido merecedor del Diploma de Honor por Participación Destacada en el I Concurso Internacional de Narrativa, Cuento y Poesía-Reconciliación y Paz. Resaltan los organizadores del concurso que “fueron 18.721 participantes, así: 7.040 en la categoría de cuento, 4.321 En la categoría narrativa y 7.360 en la categoría poesía. Podemos decir que ha sido una exitosa jornada de la

literatura hispanoamericana a la cual no debemos serle extraños en su potencial y proyección”.

     Doy gracias a la Fundación Servir por esta exaltación a mi labor como poeta; lo cual me motiva a continuar aportando mis esfuerzos por la literatura de Colombia, del Caribe y de Santa Marta. Un abrazo a todos.

     ABEL RIVERA GARCÍA

     Santa Marta, noviembre 8 de 2017

DE SIETE… DE MAGNIFICO… DE TRISTEZA (e-mail.com)

El siete

     De: edgar awad v <edgarawad2015@gmail.com>: Es un número especial y preferido por Dios. Yo ando convencido de que sí existe otra vida. Nunca morimos y todo tiene su razón, no es por juego las coincidencias. La Seño Ena Isabel, desde allá, nos está mirando y sigue enseñando.

Magnífico

     Magnánimo ese nuevo artículo enseñando música. José cada día te luces más con la revista pionera en América de las letras y artes, mis felicitaciones. Es un gran avance batiendo récords en forma y enseñando a las nuevas generaciones.

Triste

     Triste realidad. En una ocasión conocí a un alto funcionario de Saíco y Acinpro, su

vida  es de rey. Mientras, me encontré músicos de fama y lo que reciben de regalías son monedas, al tiempo que las disqueras estampan y graban millones y los negocios pagan impuestos por derechos de autor que se pierden de mano en mano. ¡Nadie sabe para quién trabaja! En este país galopa la corrupción en muchos estamentos. Descansa en paz maestro Efraín Mejía Donado.

Agradecido

     De Fernando Castañeda García <castajauria@hotmail.com>: Gracias, mi hermano, por esmerarte en las ilustraciones fotográficas. Y no se preocupe que oportunamente le enviaré las ilustraciones para los cuentos de la tradición oral. Un abrazo.

SIN FALSAS MODESTIAS… ¡MAMOLA!

     José Joaquín Rincón Chaves: Agradecimiento imperecedero a José por la publicación de mi relato ‘Palomar en casa’. En referencia al contenido completo, su crónica personal de coincidencias en la vida de la Seño Ena, es la demostración de alguien que aún esta apegado a los seres que ama y que permanece atada a ellos cada día más. El nuevo capítulo de Edgar Awad, sobre los misterios de la vieja casona, da continuidad a ese desfogue del escritor por sus relatos ligados a su vida. La muerte en el abandono de Efráin Mejía, ese músico de la Soledad folclórica y apegada a ritmos tradicionales, duele por ser la suerte, casi que cantada, de nuestros juglares. Buena edición de este Muelle Caribe, que se espera con mucha atención cada semana. Fuerza en estos momentos amigo…

     Jose Orellano: fuerza, sí JJ... Fuerza es lo que se requiere...

     Edgar Awad V:  Gracias profe (se dirige a J. J.) por mencionarme, me alegras el día. Un abrazo a todos, estupenda la historia de las palomas. Los recuerdos y coincidencias de la señora Ena Isabel no son casuales.

     Elizabeth Barceló Reyes: feliz cumple José, que Dios te de larga vida para seguir deleitándonos con Muelle Caribe y tu presencia. Lluvia de bendiciones

     Juan Carlos Rueda Gómez: Apreciado José Orellano, nos has dado un gran regalo periodístico, justo en el día de tu cumpleaños. ¡Felicidades, compa!

     Raúl Agustín Niebles Gómez: Muy pero muy bien.

     Carmen Rodríguez: Dale Jose.

     Jaime Romero: Admirado y apreciado José, Dios te dé larga vida y para así seguir contando con tu persona súper inteligente, servicial excelente escritor/periodista/poeta orgullo de Colombia y de la gente caribe, bacana y sin límite en su imaginación y amante de la Libertad!

     Jairo Escobar: Un deseo para un grande, no de estatura pero sí de corazón y de un cerebro inmenso. Que sea un lindo día.

     Hermes López Deluque: Interesantes temas que nos deleitan, nos ponen a reflexionar y lo más importante, nos enseña a aprender. Gracias José Orellano, leer Muelle Caribe, nos relaja el alma.

     Edison Enrique DE LA Hoz Vizcaíno: OIGA MI ESTIMADO JOSÉ ORELLANO, QUE SIGA COSECHANDO ÉXITOS EN LA VIDA, MI HERMANAZO Y GRACIAS POR EL DESPLIEGUE PERIODÍSTICO.

     Alfred Barceló: Excelente felicitaciones por blog.

     Ana Cruz Daza Oñate: Muy interesantes tus artículos José. Felicitaciones. En cada publicación nos deleitas con esto, mi amigo.

     Emiliano Pintos: Como siempre es un placer leer Muelle Caribe. Un abrazo Jose

     Miguel Fernando Sánchez Vásquez: Cada vez mejor las “descargas” en El Muelle. Y sin pagar “taxes” de ninguna clase. Muy buemo el artículo sobre Efraín Mejía. Me alegra mucho encontrar eco a mi campaña por la realización vital de nuestros artistas y reconocimientos EN VIDA. No más “homenajes” póstumos apócrifos. Un gran abrazo, Jose.

DOS POEMAS DE ABEL JOSÉ RIVERA GARCÍA

A un fugaz amor

Esa hermosa, cuando a mi vida llegó, 

una mañana con sol de zanahoria, 

tan solo fue una dicha ilusoria 

que fugaz por mi vida pasó. 

Han pasado sobre mí las estaciones, 

y a pesar de haberte dado solo un beso, 

aun como un niño me embeleso 

y mi alma se llena de ilusiones. 

¡No imaginas cuanto es mi recuerdo!, 

de tu boca en flor que un día se abrió 

y en cuya dulce evocación me pierdo, 

en el momento en que, para mi alegría, 

tu cálido cáliz en la tarde descubrió 

¡que en mi estás, aunque ya nunca estarías! 

El acoso de mi musa 

 Al despertar, aun todo está oscuro.

 Abro la puerta de mi cuarto y miro

 una amarilla lumbre viene andando;

 muy asustado, me detengo y giro.

 Afuera se escuchan de los gallos

 su habitual sonora cantilena;

 aterradora paréceme la escena,

 sobre todo, que llueve con mil rayos.

 Repica la campana tristemente

 en la vieja iglesia, cual si fuera

 un mal anuncio…Y de repente,

 una hermosa visión, cual quimera,

 posa sus tibias manos en mi frente:

 ¡mi musa para pedirme que escribiera!

Santa Marta, noviembre de 2017.